datosInsurance Europe acoge con satisfacción el objetivo de la propuesta de la Comisión Europea de un crear un marco para el Acceso a los Datos Financieros que permitiría a los consumidores elegir si quieren compartir este tipo de información, cómo, con quién y durante cuánto tiempo. Sin embargo, las aseguradoras expresan ciertas preocupaciones por los detalles de esta medida.

El valor de los incentivos económicos para los titulares de los datos

Del lado positivo, se destaca que la propuesta -que incluye elementos sobre el acceso a datos relacionados con los derechos de pensión y los seguros de No Vida- exigiría que los usuarios de datos estuvieran sujetos a una autorización previa y exigiría que todos los proveedores demostraran un alto nivel de resistencia operativa digital.

El sector de los seguros también valora que el proyecto de Reglamento reconozca la necesidad de garantizar que existan suficientes incentivos económicos para los titulares de los datos. En este sentido, la propuesta de regulación señala que los titulares de datos deben poder solicitar una compensación razonable.

“Facilitar el acceso a los datos a cambio de una compensación contribuiría a alcanzar niveles adecuados de inversión e innovación y garantizaría una distribución equitativa de los costes”, apunta Insurance Europe, que considera “alentador” que la Comisión reconozca la importancia de desarrollar normas para facilitar la puesta en común de datos, al tiempo que prevé que sea la industria la que se encargue de ello.

Oportunidad perdida para el intercambio intersectorial de datos

En negativo, las aseguradoras lamentan que no se incluya el “claro valor añadido de permitir el intercambio intersectorial de datos para las entidades financieras”. “La omisión de esta disposición es una oportunidad perdida que habría permitido a los consumidores beneficiarse directamente de una amplia gama de nuevos e innovadores productos y servicios basados en datos”, se apunta desde Insurance Europe.

A la organización también le preocupa que el punto de partida del marco para el Acceso a los Datos Financieros propuesto tenga un alcance “tan amplio”. “Sería mejor empezar con un enfoque gradual, estudiando usos específicos para ver dónde podría haber un beneficio claro para los consumidores, como se hizo anteriormente para los servicios de pago, e identificar en consecuencia los conjuntos de datos necesarios”.

El sector también pide más claridad en cuanto a la protección de los datos protegidos y los datos enriquecidos o inferidos, que van más allá de los meros datos brutos.