Insurance Europe revela su propuesta para una estrategia europea de datos

«Existe una clara necesidad de aumentar la resiliencia cibernética», afirma el pesidente de Insurance Europe, Andreas Brandstetter. Durante su intervención en la 12ª Conferencia Internacional de Seguros, que se celebra en Praga, Brandstetter, el también director general y presidente del Grupo UNIQA, destacó tres ámbitos comunes en los que existen lagunas de protección.

Uno de ellos es el ciberriesgo. «Existen importantes lagunas de protección en las sociedades y economías de todo el mundo», por eso remarcó como urgencia y necesidad que «los responsables políticos, las aseguradoras y el público actúen de forma coordinada para solucionarlas».

Brandstetter puso de relieve que, aunque la conciencia sobre la necesidad de protegerse contra los riesgos cibernéticos está aumentando tanto en las empresas como en el público, es necesario hacer más. «Las aseguradoras pueden desempeñar un papel importante y, de hecho, cada vez hay más productos disponibles».

Sin embargo, añade, hay obstáculos: «en particular, la falta de datos disponibles para modelar y fijar el precio de los riesgos está limitando el desarrollo del mercado».

Permitir al Seguro acceso a los datos de ciberincidentes

«Los responsables políticos pueden abordar esta cuestión permitiendo a las aseguradoras el acceso a los datos de los ciberincidentes en un formato agregado y anónimo. Esto ayudaría a las aseguradoras a aumentar su capacidad de modelización y, por tanto, la protección que pueden ofrecer», añade.

Por último, Brandstetter subrayó la necesidad de que los responsables políticos se aseguren de que los marcos regulatorios son adecuados para su propósito y que las normas no actúan como una barrera ni para la protección que ofrecen las aseguradoras ni para su capacidad de invertir en la economía. Además, concluye: «las normas no deben disuadir innecesariamente a las aseguradoras de utilizar herramientas, como la inteligencia artificial y el mayor volumen de datos disponibles, que pueden ayudar a reducir aún más las lagunas de protección».