coche financieraKia planea ofrecer un seguro en Europa que proteja a los clientes de tener que hacer pagos mensuales por un vehículo nuevo si pierden su trabajo. Se trata de un intento del fabricante de automóviles coreano por atraer a los clientes de nuevo a las salas de exposición una vez haya finalizado el coronavirus.

El plan del seguro, que cuesta entre 15 y 20 euros al mes, permite a los compradores de automóviles nuevos retrasar los pagos mensuales hasta que sean contratados de nuevo.

Según Kia, en Alemania, donde se ha permitido la apertura de salas de exposición de coches más pequeñas durante la última semana, el tráfico está un 50% por debajo de los niveles anteriores a la crisis. Además, las ventas han bajado más de un 25% en el primer trimestre y abril está mostrando descensos de alrededor del 70%.

«Estamos discutiendo cómo implementarlo en la mayoría de los mercados de Europa. Queremos que se implemente tan pronto como los mercados se reabran en mayo. Tenemos que poner en marcha planes de desguace como en 2009″, dijo Emilio Herrera, director de operaciones de Kia Motors Europa. «Combinados con medidas como el seguro de desempleo, estos pasos pueden llegar a ser lo suficientemente seguros como para comprar un coche», añadió.

Santander Consumer Finance ofrece seguros a los clientes de Kia en varios mercados europeos, incluyendo Alemania.