lloyd'sLa pandemia del coronavirus ha puesto en marcha un cambio social irreversible en todo el mundo que exige nuevas soluciones de seguros y una mayor protección de las necesidades de los clientes a corto, medio y largo plazo. A medida que los países y las empresas empiezan a reabrir con cautela y a recuperarse de los impactos económicos y sociales inmediatos, la industria aseguradora debe aprovechar esta oportunidad para mejorar la forma en que protege a sus clientes.

Mientras que la respuesta y los esfuerzos de recuperación de la industria mundial de los seguros siguen ampliándose mediante el pago de reclamaciones, las donaciones caritativas y la innovación de productos, han surgido complicaciones claras debido a la incertidumbre de la cobertura de los seguros contra pandemias y las consiguientes disputas judiciales entre las aseguradoras y sus clientes.

Por ello, Lloyd’s ha publicado un informe, ‘Building simpler insurance products to better protect customers’ (‘Construyendo productos de seguros más simples para proteger mejor a los clientes’), en el que se exponen varias formas en que la industria mundial de los seguros podría eliminar la complejidad y ofrecer una mayor claridad de cobertura a sus clientes en respuesta al coronavirus.

Recomendaciones

El informe, elaborado en colaboración con los Comités Consultivos Mundial y del Reino Unido de Lloyd’s, se ha publicado para apoyar los esfuerzos de la industria mundial de los seguros por prestar un mejor servicio a sus clientes mediante productos más sencillos que promuevan una mejor comprensión de las coberturas.

Proporciona tres importantes recomendaciones que la industria debe implementar para responder a los desafíos que la Covid-19 ha presentado:

  1. Aprovechar y construir sobre la aplicación de la práctica líder existente, incluyendo una revisión lingüística de la documentación del cliente, tanto para productos simples como más complejos.
  2. Invertir en innovaciones continuas de diseño y entrega de productos, incluidas las pólizas basadas en datos y los contratos digitales, así como explorar opciones más radicales como los seguros paramétricos o basados en resultados.
  3. Involucrar a los clientes directamente en el diseño de los productos para crear productos más simples y relevantes para sus necesidades cambiantes y los perfiles de riesgo post-pandémicos.

Medidas de acción

Junto con estas recomendaciones, Lloyd’s está adoptando sus propias medidas de acción que incluyen el examen de la forma en que se desarrollan, diseñan y distribuyen los productos, así como el acercamiento a los socios comerciales, los gestores de riesgos y los clientes, para poder aplicar proactivamente los cambios en todo su mercado mundial a fin de mejorar los resultados de los clientes y satisfacer más eficazmente sus necesidades.

En el informe también se examinan las medidas que ya ha adoptado el sector asegurador y los organismos reguladores para abordar las cuestiones relativas a la complejidad de los productos de seguros y la claridad de la cobertura, incluida la reglamentación, la orientación y los códigos de conducta.

El CEO de Lloyd’s, John Neal, dijo: «A medida que muchas empresas de todo el mundo evolucionan para soportar los continuos impactos de la pandemia de COVID-19, incluido el cambio radical de sus modelos de negocio, la industria de los seguros debe reevaluar urgentemente cómo puede servir y apoyar mejor a sus clientes. Si bien las repercusiones sociales y económicas de la pandemia son de una escala nunca antes experimentada, ha reforzado el imperativo de la industria mundial de acelerar sus esfuerzos para crear productos de seguros más sencillos y más fáciles de entender para sus clientes».

Flora Hamilton, directora de Servicios Financieros del CBI, añadió: «En un mercado en rápida evolución y cambiante, este informe destaca la importancia de la simplicidad en un mundo complejo. El CBI acoge con beneplácito el enfoque en la innovación y la colaboración, que será más necesario que nunca a medida que nos recuperemos mejor de la pandemia. Esperamos que este enfoque basado en los resultados influya en los debates más amplios sobre la capacidad de recuperación de la economía del Reino Unido».