tecnología

El uso de la IA en los procesos es la principal prioridad general a largo plazo para las empresas, seguida de la nube y los macrodatos. De cara al futuro, el 75% afirma que invertir en IA es su principal prioridad a tres años vista, según el informe ‘La Aceleración digital de los negocios’, en el que Chubb y Accenture analizan cómo las pymes están afrontando la digitalización.

El informe advierte, no obstante, que solo una quinta parte de las empresas tiene suficiente capacidades internas para implantar. Utilizar la IA en los procesos (para el 49%) o en los objetos (para el 53% de los encuestados) son dos prioridades para las empresas encuestadas.

El 45 % se centra en productos y servicios a demanda

Además, del aprovechamiento de los datos, el informe identifica el apoyo a los empleados como otras de las prioridades en las empresas, desarrollando de nuevas capacidades y habilidades tecnológicas entre los empleados, en un plazo de 12 a 36 meses. El 84% de las empresas afirma que el rendimiento se verá afectado por la necesidad de personal con nuevas habilidades y capacidades tecnológicas.

Asimismo, las pymes apuestan por dominar las comunicaciones eminentemente digitales. De hecho, alrededor de la mitad de los encuestados se centran en priorizar productos y servicios personalizados que satisfacen las necesidades de varias generaciones (46%). Además, el 45% de las empresas se centra en la entrega de productos y servicios a demanda.

Además, el informe detecta que las organizaciones buscan oportunidades de colaboración con grandes operadores comerciales y plataformas sociales a corto y largo plazo. “Las pymes aprovecharán los datos y la tecnología para crecer, entablar comunicaciones significativas con los clientes, operar con mayor eficiencia y ser más flexibles y resistentes con procesos y servicios digitales”, comenta Silvia Milian, Strategy & Consulting Iberia Insurance Lead Accenture.

Falta de comprensión de los riesgos digitales

Los resultados de estudio apuntan, en general, a un aumento de las prioridades digitales entre los directivos de las pequeñas y medianas empresas, pero también una falta de comprensión de los riesgos digitales.

“A medida que crecen las capacidades digitales de las empresas, también lo hacen sus exposiciones al riesgo, desde las elevadas vulnerabilidades de ciberseguridad hasta la necesidad de una cobertura de responsabilidad civil. Entender el equilibrio entre recompensa y riesgo es esencial para las empresas si quieren aprovechar las oportunidades que se les planteen”, afirma Íñigo de Górgolas, Middle Market & Small Commercial Segment Leader, Spain & Portugal de la aseguradora.