finanzas abiertas,regulación,comisión europea,GDPR,Datos sensibles.

Insurance Europe ha calificado de “éxito parcial” la propuesta legislativa de la Comisión Europea sobre el acceso a los datos financieros en el marco de la normativa de finanzas abiertas.

Señala que el marco de la UE para la gestión de los datos empresariales y personales en el sector de los servicios financieros tiene el potencial de «repercutir positivamente tanto en los consumidores como en las aseguradoras», pero «los costes socioeconómicos no se corresponden con los beneficios de la propuesta».

La federación hace pública su posición respecto a esta normativa:

  • Ámbito de aplicación. A Insurance Europe le preocupa que la propuesta tenga un alcance tan amplio. En su lugar, pide un enfoque gradual que examine usos específicos para ver dónde podría haber un beneficio claro para los consumidores.
  • Datos sensibles. Aunque se prevén exenciones, la propuesta no aclara si determinadas categorías de datos personales sensibles contempladas en el RGPD entrarían dentro de las obligaciones de intercambio de datos. Las aseguradoras tratan distintos tipos de datos personales, como datos médicos o sanitarios y datos relativos a posibles fraudes, que no deberían entrar en el ámbito de aplicación del acceso a los datos financieros.
  • El acceso debería centrarse únicamente en un marco minorista y excluir a los clientes comerciales. Esto alinearía más el marco propuesto con el GDPR y los derechos de portabilidad de datos de los clientes.
  • Datos sujetos a derechos de propiedad. Las aseguradoras no deben estar obligadas a compartir secretos comerciales, información comercial sensible o datos sujetos a derechos de propiedad que hayan generado.
  • Acceso a los datos. El sector asegurador europeo acoge favorablemente un enfoque que pretende garantizar un acceso justo y equitativo a los datos basado en una verdadera igualdad de condiciones. Además, las compañías señalan algunos ámbitos en los que la propuesta no respeta la igualdad de condiciones o crea incoherencias con la Ley de Datos.
  • Costes. Debe prestarse más atención a la inversión inicial en infraestructura por parte de las entidades financieras, ya que la compensación en función de cada solicitud individual de puesta en común de datos depende en gran medida del interés y la demanda de los clientes.
  • Intercambio de datos intersectorial. Aunque el marco propuesto se centra en el intercambio de datos dentro del sector financiero, Insurance Europe desea subrayar su decepción por el hecho de que el marco no tenga en cuenta el claro valor añadido de permitir el intercambio de datos intersectorial para las entidades financieras.
  • Calendario. El sector considera que el plazo de 18 meses para el desarrollo operativo de los sistemas de intercambio de datos financieros no es muy realista y podría resultar extremadamente difícil en muchos mercados, sobre todo teniendo en cuenta la amplitud del ámbito de aplicación propuesto.