automatización

La automatización inteligente combina la robotización de procesos (RPA), la inteligencia artificial (IA) y la optimización de procesos de manera apropiada y cohesiva en la organización para alcanzar objetivos de negocio.  Según el informe de Capgemini bajo el título Growth in the machine: How financial services can move intelligent automation from cost play to growth strategy, demuestra el potencial de esta combinación de tecnologías para el sector de los servicios financieros.

A nivel global destacan que podría generar ingresos adicionales de 512.000 millones de dólares al sector de los servicios financieros de aquí a 2020; en particular, 243.000 millones de dólares en el sector asegurador y 269.000 millones de dólares en el sector de la banca y mercado de capitales.

Si desgranamos el informe, hasta la fecha el sector de los servicios financieros ha utilizado tecnologías de automatización, como la RPA, para reducir costes y ganar eficiencia. Gracias a la RPA, una empresa puede incrementar el ahorro de costes entre un 10% y un 25%, o incluso un 30%-50% si se trata de RPA reforzada con IA. “En los próximos dos años, la automatización experimentará grandes avances. La RPA es solo un ejemplo de una herramienta entre tantas. Pronto también utilizaremos herramientas basadas en la IA y técnicas de optimización de procesos para la automatización del mercado financiero», comenta Jenny Dahlström, subdirectora de Asistencia y Desarrollo de Negocios y responsable de Implantación Robótica de la firma Handelsbanken Capital Markets.

Por otro lado, llama la atención que las principales empresas de servicios financieros han comenzado a aplicar la automatización en el frente del cliente, utilizándola como herramienta para generar ingresos y no solo para reducir costes. detallan. Así, de media, más de un tercio (35%) de las empresas de servicios financieros ha experimentado un incremento de entre el 2% y el 5% en su facturación gracias a la automatización, siendo factores clave para este incremento la optimización de los plazos de lanzamiento de nuevos productos y la mejora de las estrategias de venta cruzada. Igualmente, el informe también señala que un 64% de las empresas de diferentes segmentos ha experimentado una mejora en la satisfacción de los clientes de más del 60% gracias a la automatización inteligente.

Crece el interés por la amenaza de los actores no tradicionales

Pero la adopción de esta tecnología no se queda solo en los beneficios tangibles que ofrece, la consultora apunta otra razón: la creciente amenaza de los actores no tradicionales; y es que, según el estudio, casi la mitad (45%) de las empresas cree que las BigTech, como Amazon y Alphabet, serán sus competidores en los próximos cinco años.

“A pesar de las claras oportunidades y de los desafíos crecientes que suscitan los nuevos participantes, la adopción de la automatización inteligente está siendo lenta. Solo el 10% de las empresas del sector ha implementado esta tecnología a gran escala y la mayoría de las firmas hace frente a retos de carácter empresarial, tecnológico y de recursos humanos”, remarcan desde Capgemini.

Según el informe, solo alrededor de una de cada cuatro empresas ha adoptado (en piloto o de forma ya generalizada) tecnologías de automatización cognitiva (como el aprendizaje automático, la visión artificial y la biometría). La mayor parte de las firmas sigue centrando en la RPA (40%) o, en el mejor de los casos, el procesamiento del lenguaje natural (PLN) (37%), el eje de sus iniciativas de automatización.

“Las firmas de servicios financieros más innovadoras cuentan con expertos con una visión sofisticada del efecto potencial que la automatización puede tener en todos los niveles del negocio, y ya están recogiendo sus frutos. En los próximos años, aquellos que aprovechen esta oportunidad podrán generar cientos de miles de millones de dólares en ingresos adicionales gracias a la automatización inteligente. Solo las empresas que abracen esta tendencia tecnológica con un objetivo que vaya más allá de la reducción de costes y centren sus esfuerzos en la generación de valor para clientes y accionistas podrán alzarse victoriosas en el mercado”, explica Anirban Bose, miembro del Comité Ejecutivo y responsable de la Unidad de Servicios Financieros de Capgemini a nivel mundial.

 ¿Qué impide a las empresas impulsar la automatización?

El estudio pone sobre la mesa los factores que impiden a las empresas avanzar más allá de las pruebas de concepto para luego implantar de manera generalizada la automatización inteligente.

De esta forma, estos factores tienen que ver con aspectos de la propia organización y gobernanza en la empresa, la infraestructura tecnológica y las competencias de los profesionales. Así, casi cuatro de cada diez empresas (43%) tiene dificultades a la hora de establecer un hilo argumental empresarial claro a favor de la automatización; y buena parte (41%) tiene dificultades para convencer a la alta dirección de la necesidad de tener una estrategia de automatización inteligente (43%).

Además, la implantación de la automatización inteligente y su escalado en la empresa requiere personas con un profundo conocimiento de las tecnologías de RPA e IA. Casi la mitad de las empresas (48%) afirma que les cuesta encontrar los recursos humanos adecuados para la implantación efectiva de la automatización inteligente. Por último, el 46% considera que también impide avanzar en este frente la ausencia de una estrategia adecuada de gestión de datos, pues los algoritmos para la automatización basada en la IA requieren el uso de datos adecuados y en su justa medida.

Accede a los datos del seguro global, aquí.