ciberseguridadLos altos ejecutivos están «seguros» de que la cibernética se convertirá en una línea de negocio prominente para Swiss Re a largo plazo, aunque la reaseguradora opta por mantenerse infraponderada en esta clase por el momento, hasta que haya más datos disponibles.

En una sesión informativa para los medios de comunicación en el evento Rendez-Vous (RVS 2022) celebrado en Mónaco a principios de esta semana, el director de Suscripción de la reaseguradora (CUO), Thierry Léger, dijo que la cibernética sigue siendo tanto un “reto como una oportunidad” para Swiss Re, ya que trata de controlar esta línea cada vez más importante.

El grupo, según informa Reinsurance News, estima que las primas de ciberseguro podrían equipararse a las de daños en 2040, lo que representa un nuevo y atractivo grupo de riesgos para el sector. Pero mientras que el mercado de reaseguros cuenta con una gran cantidad de datos y experiencia a la hora de suscribir bienes, Léger reconoció que el ciberespacio es “muy diferente”.

“El ciberespacio tiene quizá cinco años como línea de negocio”, señaló. “Tenemos muy pocas primas. Tenemos muy poca experiencia. También con los datos, nadie quiere compartir si han sido hackeados. Así que nos resulta muy difícil conseguir buenos datos”, explicó. Asimismo, admitió que habrá un período de aprendizaje difícil para el sector, que poco a poco ajusta sus modelos y precios en función de las grandes pérdidas cibernéticas que inevitablemente se producirán.

Durante este tiempo, Swiss Re también recopilará datos y tratará de apoyar a los clientes con capacidad cibernética, “pero hasta que se comprenda mejor el riesgo, la compañía planea seguir siendo cautelosa”, añadió.

Asociación del reaseguro y los gobiernos

Moses Ojeisekhoba, director general de Reaseguros de Swiss Re, que se unió a Léger en su intervención en la sesión informativa de Mónaco, coincidió en esta cautela: “Todavía creemos que es necesario combinar las formas de cobertura, así como que los modelos se desarrollen aún más, antes de decir que nos lanzaremos de lleno a suscribir mucho de este negocio”.

“En concreto, el riesgo sistémico es uno de los que nos preocupa”, continuó. “Es una línea de negocio que seguiremos suscribiendo, en la que seguiremos asociándonos y en la que seguiremos invirtiendo importantes cantidades de dinero para entender los riesgos, especialmente los componentes de acumulación de estos, y averiguar cómo estructurar dispositivos y productos”, expuso.

En cuanto a la cibernética, también llamó la atención sobre la magnitud del problema y sugirió que el sector de los reaseguros podría tener que estudiar la posibilidad de asociarse con los gobiernos de todo el mundo para garantizar que se pueda ofrecer cobertura a la sociedad en general.

Los ejecutivos coinciden en que la cibernética se convertirá en una línea de negocio prominente para Swiss Re a largo plazo, aunque la reaseguradora opta por mantenerse “cautelosa” en esta clase por el momento, hasta que haya más datos disponibles.