Salud digitalLa tecnología ha tenido un gran impacto en el ámbito sanitario, ya que la aplicación de diversas tecnologías e-health, con mayor desarrollo tras la pandemia, ha impulsado la adaptación a los nuevos paradigmas centrados en beneficiar del paciente. De hecho, cada año es mayor la confianza que empresas, profesionales sanitarios y pacientes depositan en la digitalización de la sanidad como apoyo para tener una mejor calidad de vida.

Entre las herramientas que están contribuyendo a este avance Quodem, consultores especializados en la transformación digital del sector sanitario, destaca las aportaciones cuatro: Value Based Healthcare; Bioestadística y estudio de datos; Patient Centric; y HCP Digital Engagement.

Herramientas para el avance

  • Value Based Healthcare

Se trata de un sistema de calidad, atención proactiva y preventiva que usa las nuevas tecnologías para obtener datos que ayuden a mejorar la salud del paciente y el empoderamiento de los médicos. El resultado: mejora tanto de los tratamientos como de la calidad de vida de los pacientes. Se ha conseguido, según informa Quodem, porque la empresa durante más de 15 han actualizado e incorporado, de forma constante, “nuevas metodologías como la metodología ICHOM, con el objetivo de priorizar el valor del paciente para el buen desarrollo de los servicios sanitarios”.

  • Bioestadística y estudio de datos

En la bioestadística aplicada la medicina, a través de la recopilación de datos, se emplean técnicas y análisis bioestadísticos para la toma de decisiones dentro del sector de la salud. Con la extracción de datos se “localizan los puntos clave de la información y así se extrae la solución a las hipótesis planteadas. Se logra un mejor entendimiento de la información obtenida en los estudios realizados, lo que genera un beneficio tanto para el paciente, como para la propia empresa”.

  • Patient Centric

Este modelo implica un enfoque común entre profesionales sanitarios, pacientes y sus familias, para alinear las decisiones que toman los profesionales de la salud con las expectativas y necesidades de cada paciente. “Se aumenta el compromiso con los implicados en la enfermedad y se persigue una toma de decisiones en la que el paciente también participe para ayudar al profesional sanitario. Este sistema tiene como consecuencia una disminución de los reingresos y un aumento de la fidelización del proveedor de salud. Además, al incorporar programas de medición de resultados se reducen los costes”.

  • HCP Digital Engagement

Su enfoque se dirige a reforzar las vías de colaboración clínica y científica con los profesionales sanitarios. Esto se ha visto acentuado por la Covid-19, que ha obligado a la digitalización de numerosas labores dentro del mundo de la salud. Quodem, en este punto, destaca que las acciones formativas médicas continuadas dirigidas al profesional sanitario que impulsa al año a través de distintos soportes como el eDetailing, la plataforma B2B o la plataforma MSL.