ciberataque_mundialUna investigación de Lloyd’s desvela una asombrosa evaluación de la vulnerabilidad de la economía mundial ante un posible ciberataque, estimando una cifra de 3,5 billones de dólares en pérdidas en un periodo de cinco años. El escenario, desarrollado en colaboración con el Cambridge Centre for Risk Studies, prevé un ciberataque dirigido contra un importante sistema de pagos de servicios financieros, lo que supondría un riesgo sistémico de consecuencias de gran alcance.

El escenario de riesgo, que explora nueve situaciones hipotéticas de riesgo sistémico, analiza el impacto económico potencial en 107 países en tres niveles de gravedad (grave, severo y extremo). Según el estudio, Estados Unidos, China y Japón se llevarían la peor parte de las consecuencias económicas, con pérdidas previstas de 1,1 billones de dólares, 470.000 millones de dólares y 200.000 millones de dólares, respectivamente. Según Lloyd’s, los plazos de recuperación de cada país o región dependen de su estructura económica, niveles de exposición y capacidad de recuperación.

Utilizando el Producto Interior Bruto (PIB) como métrica clave, Lloyd’s y Cambridge estiman que las pérdidas económicas mundiales resultantes de un ciberataque a un sistema de pago de servicios financieros importante ascenderían a 3,5 billones de dólares en un periodo de cinco años. Esta cifra va desde los 2,2 billones de dólares en el escenario de menor gravedad hasta 16 billones de dólares en el caso más extremo.

La investigación subraya la persistente amenaza que suponen los ciberataques tanto para las empresas como para los gobiernos, con un aumento interanual de los costes asociados al mantenimiento, la prevención y la respuesta. La complejidad y la naturaleza interconectada de este riesgo extienden su impacto a áreas cruciales como las cadenas de suministro y la geopolítica.

A pesar de la creciente concienciación sobre las ciberamenazas, el estudio revela que se prevé que el ciberseguro, valorado en algo más de 9.000 millones de dólares en primas brutas suscritas en 2022, alcance entre 13.000 y 25.000 millones de dólares en 2025. Sin embargo, esta cifra sigue representando una fracción de las pérdidas económicas potenciales a las que las empresas y la sociedad podrían enfrentarse en caso de un ciberataque significativo. Los resultados son un claro recordatorio de la acuciante necesidad de aumentar las medidas de ciberseguridad y la preparación a escala mundial.

Lloyd’s lanza una herramienta que explora la vulnerabilidad de la economía mundial