Inteligencia ArtificialEl nacimiento de la ciencia de datos, combinado con la evolución de la IA, transformó el underwriting tradicional en un proceso más eficaz y sofisticado capaz de aumentar las ventas y reducir el riesgo sin comprometer la velocidad.

Muchas compañías de seguros creen erróneamente que automatizar los procesos manuales es todo lo que se requiere para mejorar la eficiencia de la suscripción de seguros. Sin embargo, esto solo ayuda superficialmente, ya que los viejos obstáculos todavía se heredan. En general, la modernización requiere algo más que mejorar los sistemas antiguos, sino ajustar la mentalidad y buscar formas completamente nuevas de hacer las cosas.

El underwriting impulsado por IA puede cambiar la perspectiva de cómo las compañías de seguros se relacionan con sus clientes, migrando de una relación transaccional a una centrada en el cliente.  A la hora vender un producto, es importante comprender cómo se siente el cliente durante todo el viaje. En lugar de recopilar comentarios intermitentes a través de costosos métodos de investigación, la suscripción impulsada por IA puede recopilar y analizar enormes volúmenes de información provenientes de diferentes fuentes y comprender los comportamientos de los consumidores a lo largo de los diferentes puntos de contacto.

Ya no basta con volverse más digital. Maximizar la conversión y mejorar los embudos de ventas en los canales online se vuelve cada vez más importante. Convertir visitas en línea en ventas de pólizas reales es una combinación de arte y ciencia. La investigación de McKinsey muestra cómo las aseguradoras digitalmente inteligentes convierten a los clientes digitales a una tasa seis veces mayor que la de sus pares. Y parece que la clave está en la personalización y en la mejora continua de la experiencia del cliente.

Las nuevas tecnologías de suscripción integrada pueden encontrar insights que explican aún más el comportamiento digital de un usuario. Por ejemplo, la tecnología de credolab, empresa de recolección y análisis de datos alternativos con inteligencia artificial, puede detectar comportamientos similares y confirmar patrones que indiquen fraude y riesgo sin comprometer la experiencia del usuario en ningún proceso de la solicitud. Tener esta información en tiempo real podría ayudar a las aseguradoras a brindar una experiencia más placentera y aumentar las tasas de conversión. Por lo tanto, esto también puede mejorar la experiencia del agente o broker.

Según McKinsey, además de mejorar el proceso de suscripción, los datos también podrían permitir una categorización de riesgos más refinada y granular. La compañía ejemplifica que la perspectiva de mortalidad puede estar significativamente informada por factores como donaciones caritativas, propiedad de mascotas, protocolos de acondicionamiento físico y una variedad de otros indicadores de comportamiento. Se podrían detectar diferentes tipos de riesgo y primas en función de un conjunto de patrones sin necesidad de hacer demasiadas preguntas a los clientes. Por ejemplo, es posible predecir la probabilidad de que un cliente presente una queja sin comprometer la experiencia del usuario, mientras se cumple plenamente con las leyes de privacidad y en armonía con los procesos de suscripción existentes.

Uno de los principales beneficios del underwriting impulsado por IA es que no hay procesos manuales involucrados. Por lo tanto, las compañías de seguros pueden tomar más decisiones simultáneamente, a un menor costo y llegar a nuevos prospectos en minutos. Esto mejora la experiencia y fidelización de los clientes ya que se reducen los tiempos de espera respecto a la suscripción tradicional.

En tiempos en los que la velocidad y los datos son cruciales para tener éxito, los beneficios de la suscripción impulsada ​​por IA son inconfundibles. Sin embargo, el mercado demanda profundizar en el camino hacia la modernización, lo que significa un cambio total de mentalidad y una transformación en cómo se deben hacer las cosas y cómo se debe tratar a los clientes.


Credolab Michele TucciSobre el autor del artículo

Michele Tucci es director general y de Estrategia de credolab Américas. Antes de incorporarse a credolab en el 2018 como director de Productos y Marketing, ha trabajado en consultoría internacional, gestión de productos y desarrollo de negocios para Capital One, MasterCard, Intesa, Sanpaolo y Telecom Móvil Italia.