Tractable

Por: David Leonor / Paloma González

El Covid-19 ha acelerado el mercado de la tecnología virtual. “Las aseguradoras -afirma Adrien Cohen, presidente de Tractable- quieren tecnologías que puedan ayudar a sus peritos y talleres, y que puedan proporcionar una “experiencia sin contacto” a sus asegurados. No es algo nuevo, pero la pandemia ha acelerado tenencias sobre la Inteligencia Artificial (IA) que estaban ya en marcha. “Reduce la recopilación innecesaria de datos y los puntos de contacto entre aseguradoras, talleres y asegurados. Esto es de especial interés ahora, pero también es el futuro ya que permite que la industria tome mejores y más rápidas decisiones”.
Cohen nos relata en esta entrevista el origen y desarrollo de la firma, cuyo negocio principales es el uso de la IA para acelerar la gestión de siniestros de autos. “Es fundamental que la hagamos la mejor posible; pero es igualmente importante que un cliente la pueda usar de manera efectiva”, valora. Anuncia, además, los planes para la entrada en regiones como el Sudeste Asiático, Latinoamérica y también España.

 

¿Cómo surge la idea de Tractable?
Adrien CohenTractable se inspiró en la posibilidad de trasladar la tecnología de “visión por ordenador” del laboratorio a problemas complejos de la vida real. Una IA, entrenada con los datos adecuados, puede en la actualidad valorar lo que hay en una imagen al mismo nivel que un ser humano, con la ventaja de que puede mirar miles de imágenes rápidamente, y aprender y mejorar mientras lo hace.
Rápidamente pusimos nuestra atención en los accidentes y desastres, en concreto en Autos, ya que es el problema perfecto que nuestra tecnología puede solucionar. Los accidentes de coches son caros, el proceso de gestión de siniestros puede ser lento y cada siniestro comienza con una valoración visual. Esto lo podemos acelerar con la IA, beneficiando a todos: aseguradora, taller y asegurado.

¿Os “definiríais” como una insurtech?
Somos una compañía de IA y nuestra misión es ayudar al mundo a recuperarse tras sufrir accidentes y desastres, a través del desarrollo de productos de IA que ayuden a las personas. Por supuesto, muchas de las compañías que usarían estos productos son aseguradoras, ya que es uno de los sectores más involucrados cuando ocurren accidentes y desastres, por lo que trabajamos en estrecha colaboración con ellos.

¿Cuánta inversión habéis obtenido hasta el momento? ¿Quiénes son vuestros principales inversores?
Hemos levantado un total de 55 millones de dólares. Nuestra última ronda (Serie C, en febrero de 2020) fue liderada por Georgian Partners, un importante fondo norteamericano de capital riesgo basado en Toronto, cuyo último fondo tiene un tamaño de 1.000 millones. Georgian se enfoca en compañías de software b2b, especialmente en compañías apalancadas en Inteligencia Artificial aplicada. También tenemos como inversores a firmas líderes de capital riesgo de Estados Unidos, como Insight Partners, quien lideró nuestra serie B e invirtió en la serie C, e Ignition Partners.
También tenemos business angels como inversores privados – incluidas personas situadas en lo más alto de la industria aseguradora, como el ex-CEO de Axa UK, el ex-CEO de Ageas UK, y el ex-CCO de Zurich UK.

Acuerdos con 15 aseguradoras en 12 países

¿Cuál ha sido vuestra evolución desde que surgió el proyecto?
Ha sido bastante increíble Desde nuestra fundación hace 5 años, somos ya más de 100 personas, con sedes en Londres, Nueva York, Tokio y Madrid. Actualmente ayudamos a más de 15 de las mayores aseguradoras del mundo, en 12 países, incluidas Covea, Talanx – Warta y Tokio Marine. De hecho, tenemos a 10 personas en Japón para hacer frente a la demanda en el país,

¿Cuáles son los proyectos actuales en los que andáis sumergidos?
Además de trabajar con nuestros clientes internacionales, actualmente estamos implementando nuestra solución AI Estimating, la cual proporciona valoraciones de daños de Autos en la primera llamada del asegurado, con Ageas en Reino Unido, así como en otros lugares. Ésta es, creemos, una primicia europea.

¿Y vuestros planes a futuro?
Nos estamos expandiendo rápidamente en todo el mundo con nuevas aseguradoras y en nuevos mercados. Actualmente estamos probando AI Estimating con varios clientes, y esperamos anunciar pronto la entrada en regiones como el Sudeste Asiático, Latinoamérica, y también España.

Centrados en oportunidades «transformadoras»

¿Es la industria del seguro vuestro principal mercado? ¿Tenéis en mente expandiros a otro tipo de industria?
Además de las aseguradoras, nuestra IA también ayuda al ecosistema global de reparación de vehículos, como los talleres y el resto de la cadena de suministro. Por ejemplo, hay valor en el uso de nuestra IA para valorar el precio de las piezas, y LKQ, proveedor de piezas, es socio nuestro.
Vemos aplicaciones e interés en el resto del ciclo de vida del auto: mantenimiento, devoluciones de leasing, venta de coches usados. También vemos demanda para la valoración visual de daños a propiedades tras desastres naturales, un aspecto de nuestra misión que nos motiva.

¿Cuáles son vuestros retos de futuro?
Suena a cliché, pero gestionar la altísima demanda es el mayor desafío que tenemos en este momento. Como empresa joven, necesitamos asegurarnos de que nos estamos centrando en las oportunidades más importantes, que son transformadoras y que pueden ayudarnos a escalar, lo que significa que tenemos que descartar otras que podrían diluir nuestro enfoque.

Además de la IA, ¿tenéis pensado desarrollar otro tipo de herramientas tecnológicas que sirvan a la industria del seguro?
La IA es la parte más importante de nuestra empresa, por lo que es fundamental que la hagamos la mejor posible; pero es igualmente importante que un cliente la pueda usar de manera efectiva. Por lo tanto, también dedicamos grandes esfuerzos en integrarla en los flujos de trabajo. Por ejemplo, acabamos de presentar una nueva aplicación para los peritos, usada por Tokio Marine. Esta aplicación reduce el tiempo que necesita un perito para acordar con el taller los diferentes trabajos que son necesarios realizar, y guarda los resultados de la negociación entre ambas partes, facilitando la vida de todos y proporcionando un registro claro del proceso.

Una “experiencia sin contacto”

¿Cómo os ha impactado la crisis del Covid-19?
El Covid-19 ha creado más urgencia en el mercado de la tecnología virtual. Las aseguradoras quieren tecnologías que puedan ayudar a sus peritos y talleres, y que puedan proporcionar una “experiencia sin contacto” a sus asegurados. Esto no es nuevo, más bien, es la aceleración de una tendencia que ya estaba en marcha. La IA reduce la recopilación innecesaria de datos y los puntos de contacto entre aseguradoras, talleres y asegurados. Por supuesto, esto es de especial interés ahora debido al coronavirus, pero también es el futuro de todos modos, ya que permite que la industria tome mejores y más rápidas decisiones.

¿Cómo está evolucionando la siniestralidad en el actual escenario de pandemia mundial? ¿Se está registrando una mayor reclamación por daños?
Nuestro negocio principal (el uso de la IA para acelerar la gestión de siniestros de autos) funciona con normalidad y ha habido muy pocas interrupciones por nuestro lado. Dicho esto, hemos visto una caída en el volumen de siniestros de nuestros clientes, sobre todo por la prohibición de viajar.
Por otro lado, el lock down ha puesto de relieve la necesidad de la peritación remota, algo que facilita nuestra IA. Como resultado, estamos viendo actualmente un gran interés por parte de los clientes.

¿Qué proyectos innovadores de fuera de la industria del seguro os llaman la atención?
Creo que lo que es realmente interesante en este momento es ver cómo las diferentes compañías y sectores se están adaptando al desafío de mitigar los efectos del Covid-19. Empresas de todo tipo, de diferentes sectores, desde la fabricación (Dyson), a las cerveceras (Brewdog) y hasta la alta costura (LVMH), han cogido sus operaciones principales y las han transformado para ayudar a producir los artículos que necesitamos durante esta crisis. Esa es realmente la definición de innovación para mí, cómo podemos usar lo que tenemos para ayudar a tantas personas como sea posible, incluso si las circunstancias cambian de un día para otro.

La tecnología está marcando una diferencia real

¿Qué significa para vosotros la innovación?
Para mí, la innovación es aplicar una idea revolucionaria a un problema real de manera práctica. Traduciéndolo a Tractable, hay un millón de aplicaciones potenciales a las que se podría aplicar la visión por ordenador, pero por ahora nos estamos centrando en accidentes y desastres. Esto no se debe sólo al tamaño de la oportunidad comercial, sino también porque al hacerlo, podríamos ayudar directamente a millones de personas a recuperar sus medios de vida más rápidamente. Esto significa que la tecnología está marcando una diferencia real y positiva en la vida de las personas y esto es lo que idealmente debería ser la innovación.