inteligencia artificialEl impacto de la Inteligencia Artificial (IA) en la industria europea va a alcanzar los 200.000 millones de euros el próximo año, gracias, en gran medida, a su aplicación en la gestión de sus activos y recursos. Así lo da a conocer la Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes de la Comisión Europea.

En esta línea, la firma Keepler Data Tech destaca que estas tecnologías se han posicionado como fundamentales para agilizar los procesos de fabricación, realizar mantenimientos predictivos y mejorar el conocimiento de los clientes. Y en la misma línea se pronuncia KPMG: la consultora calcula que la IA puede generar un impacto positivo que eleve un 15% la productividad industrial en su conjunto.

Según este análisis, la industria está aprovechando las tecnologías para impulsar su productividad y rendimiento y, concretamente, la IA abre innovadoras posibilidades, como una producción flexible y eficiente, especialmente en la fabricación de artículos complejos y cada vez más personalizados, en pequeñas series y muy orientados a las necesidades concretas de cada cliente.

Beneficios de la IA para la industria

Este fuerte impacto de la IA en las empresas industriales se traduce, en la práctica, en tres grandes beneficios para la industria actual, según los expertos de Keepler Data Tech:

  • La significativa reducción en el número de errores gracias a los algoritmos inteligentes que se encargan de realizar tareas repetitivas con mayor precisión y menor margen de error.
  • Un ahorro de costes significativo al aligerar el trabajo humano, que puede dedicarse a labores de más valor y que exigen más atención.
  • Una mejora de los resultados económicos y favorecer las decisiones de los gestores, facilitándoles datos más precisos, rápidos y contextualizados. Las empresas fabricantes pueden reducir hasta cuatro veces sus costes, según firmas de análisis.

Entre las funciones que se verán mejoradas con la automatización inteligente, destacan la productividad de los empleados, la eficiencia y la calidad operativa, los tiempos de entrega y la gestión de los procesos, todos ellos clave para impulsar el rendimiento general y los resultados de una organización, según un estudio de Everest.

El mismo estudio adelanta que los ingresos de las compañías se duplicarán en dos años y medio, obteniendo una mejora del 55% en la experiencia de los clientes y del 52% en la de los empleados. Y otro dato: según Gartner, en 2025, el 10% de las empresas que utilice IA generará, al menos, tres veces más valor para su negocio que el 90% de las compañías que no lo haga.