axa portada informe riesgos futuros final 1Los expertos advierten de que la próxima crisis mundial podría ser tecnológica, con la inteligencia artificial (IA) como un riesgo importante que ha subido del puesto 14 al 4 en el ranking de riesgos. Además, el 47% de los españoles considera que los avances tecnológicos generan más riesgos de los que resuelven, frente al 37% en 2020 y el 50% a nivel mundial.

Son algunas de las conclusiones del X Informe de Riesgos Futuros, la encuesta mundial realizada por IPSOS para el Grupo AXA a un panel de 4.500 expertos de 50 países y que, de manera adicional, también se ha realizado a la población adulta de 15 países del mundo con el fin de conocer el nivel de percepción de riesgos. Otro dato del informe: el 60% de los encuestados cree que la sociedad necesita asumir riesgos para avanzar.

axa riesgosglobalesmundo 640[1]Según los expertos, a la pandemia, las guerras y los desastres naturales, le puede suceder una crisis global provocada por los avances tecnológicos, pues a medida que las sociedades se hacen más dependientes de la infraestructura digital, las vulnerabilidades a los ciberataques y las disrupciones tecnológicas aumentan.

La ciberseguridad se sitúa como el segundo mayor riesgo para los expertos y el tercero para la población en general, después del cambio climático. Además, otros riesgos relacionados con la tecnología, como la ética, la economía y el empleo, también han experimentado un aumento en la percepción como amenazas. En este último aspecto, el temor a que la inteligencia artificial desplace o sustituya empleos a gran escala ha aumentado del 33% al 37%, hasta colocarse en la 12ª posición del ranking mundial; posición que en los países asiáticos asciende hasta la 9ª.

axa informeriesgos espaniaLa prioridad de regular

El informe también revela que un 64% de los expertos y un 70% del público en general a nivel mundial abogan por detener la investigación y desarrollo de la IA hasta lograr un consenso legislativo sobre su uso. En España, un 73% respalda esta idea. La regulación se ha convertido en una prioridad en la gestión de los riesgos tecnológicos.

Asimismo, se destaca que las administraciones públicas están menos preparadas para hacer frente a los riesgos de la inteligencia artificial, según los expertos y la población en general. Por su parte, el riesgo de un ciberataque masivo se presenta como una preocupación importante por las consecuencias que podría tener, como el colapso o paralización de los servicios de salud (para el 86% de los expertos y 80% del público en general) y del sistema bancario y financiero (para 83% de los expertos y 79% del público). Incluso el último riesgo, un ciberataque que cause una catástrofe nuclear o una catástrofe industrial grave, sigue siendo percibido como significativo por dos tercios de los expertos y casi tres cuartas partes de la población general.

Además, la interacción entre la transformación digital, el cambio climático y las tensiones geopolíticas crean un entorno de riesgos en constante evolución en la sociedad y la economía, donde la gestión de riesgos adquiere una nueva relevancia.