Inteligencia ArtificialLa pandemia ha requerido innovación dentro de la industria aseguradora. No solo las entidades establecidas están amenazadas por las insurtechs que utilizan la tecnología para personalizar la experiencia del seguro, sino que la transición hacia los seguros digitales se ha acelerado. La consultora GlobalData pronostica que el gasto del sector asegurador en plataformas de inteligencia artificial (IA) se acelerará hasta representar 3.400 millones de dólares en 2024, cuando su valor era de 1.200 millones en 2019. Esto representa una tasa de crecimiento anual del 23% a lo largo de ese período.

El uso de la IA en el sector ya no se limita a las plataformas de atención básicas para las consultas de los clientes, ya que “ahora abarca la cadena de valor del sector, desde el desarrollo de productos y la elaboración de perfiles de riesgo hasta la gestión de reclamaciones. A medida que más aseguradoras inevitablemente se trasladen a la nube, las plataformas de IA, que son más compatibles con estos sistemas, seguramente experimentarán una mayor tracción”, prevé Sophia Patel, analista de GlobalData. “El crecimiento de la inversión dentro de este mercado se duplicará entre 2019 y 2024, una señal de que las aseguradoras están ansiosas por innovar”, añade.

Según la base de datos de fusiones y adquisiciones de GlobalData, el número limitado de acuerdos relacionados con la inteligencia artificial en el sector sugiere que las asociaciones de proveedores serán el modo preferido de adopción de la inteligencia artificial, en lugar del desarrollo de la experiencia interna.

Mitigar el impacto de la Covid-19

La tecnología de inteligencia artificial ayudará a mitigar el impacto de la Covid-19 en las empresas, y a aliviar la presión sobre las aseguradoras para mejorar sus capacidades digitales. La Encuesta de tendencias de tecnología emergente de 2020 realizada por GlobalData concluye que el 80% de los ejecutivos de seguros encuestados sintió que la inteligencia artificial desempeñaría un papel para ayudar a sus empresas a superar la pandemia.

Los llamamientos a la población para quedarse en casa han significado que la gestión remota de reclamaciones y consultas ahora es imprescindible, y para la consultora es posible implementar herramientas como la visión por ordenador y las plataformas conversacionales para automatizar estos procesos.

“No obstante, los casos recientes en los que la IA ha contribuido a la discriminación y el sesgo han reducido la confianza en la tecnología. A medida que las compañías de seguros emplean cada vez más la inteligencia artificial para apoyar los procesos de toma de decisiones, las políticas transparentes sobre inteligencia artificial serán vitales para mantener la confianza del consumidor. Las medidas de transparencia algorítmica deberán integrarse en las primeras etapas del despliegue de la IA”, advierte Patel.