coche concepto futurista - movilidadLas tecnologías de asistencia al conductor, así como el volumen de datos producidos por los coches, se han desarrollado de manera exponencial en los últimos años como resultado de inversiones en la producción de coches más seguros y cómodos de conducir. Al mismo tiempo, se está creando un valioso flujo de datos relativos a la conducción, tanto estáticos como en tiempo real, que posibilitan ofrecer primas más ajustadas al nivel de riesgo. Los conductores tendrán la posibilidad de elegir coberturas de seguros más precisas, relevantes y personalizadas, que serán cotizadas según las funciones de seguridad equipadas en sus vehículos y su propia manera de conducir.

Empezando por los Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción, o ADAS por sus siglas en inglés, las aseguradoras necesitan comprender el impacto de tales sistemas sobre la frecuencia y severidad de los siniestros. Sin embargo, la decodificación de las especificaciones de cada vehículo es una tarea muy compleja que exige el análisis de una gran variedad de funciones, entre las cuáles se incluyen los sistemas ADAS. También hay muchas diferencias en la nomenclatura que utilizan los diferentes fabricantes para estas funciones.

Para eliminar estos obstáculos, LexisNexis Risk Solutions ha desarrollado un sistema de clasificación de funciones ADAS, el cual, secuencia y clasifica, de una manera lógica, cada función de seguridad del vehículo, su operación y su comportamiento. Esta clasificación es el pilar fundamental de LexisNexis® Vehicle Build, un nuevo producto que permite conocer el grado de equipamiento de funciones ADAS a través de todos los fabricantes con el objetivo de optimizar la suscripción del riesgo.

Eso significa que, por primera vez, los datos de las funciones de seguridad de un vehículo estarán disponibles para las aseguradoras, a través del número de matrícula o bastidor, en el momento de la cotización de la póliza.

Las aseguradoras españolas pueden acceder a los datos ADAS de LexisNexis, y a nuestro índice ADAS Rating Indicator, con una cobertura del 80% de los modelos de coches producidos desde 2014. Muy pronto, los datos de LexisNexis® Vehicle Build estarán disponibles en el momento de la cotización de la póliza, de la misma manera que, actualmente, las aseguradoras acceden a otro tipo de datos más tradicionales.

El uso de datos estáticos de fabricación de los vehículos constituye el primer paso. El siguiente es utilizar datos dinámicos del vehículo recopilados directamente de los coches conectados. Esto se podrá obtener mediante la creación de una plataforma de datos que conecte el mercado asegurador con el sector de la automoción, impulsando así el desarrollo de los seguros basados en el uso y otros productos pensados para la movilidad del futuro.

Los datos de fabricación de los coches, y aquellos producidos por el coche conectado durante su utilización, son la clave para los futuros productos del ramo auto. Las compañías aseguradoras pueden iniciar esta andadura hacia el coche autónomo y coche conectado a través de los datos estáticos de las funciones ADAS así como de los datos de comportamiento de conducción del coche conectado.


Sobre el autor del artículo

Yon Munilla, LexixNexisYon Munilla es Managing Director, LexisNexis Risk Solutions España.