interrogantes blockchain

La iniciativa global de Blockchain formada por la industria de seguros y conocida como B3i ha entrado en concurso de acreedores tras no conseguir nuevo capital en las últimas rondas de financiación.

Así, el proyecto de blockchain ha cesado sus actividades y se ha declarado insolvente tras unas rondas de financiación «infructuosas». Según se ha confirmado tras consultar a los accionistas, los máximos representantes del proyecto «han concluido colectivamente que no había suficiente apoyo para continuar con la empresa en esta etapa».

Formada a finales de 2016, la iniciativa representaba una colaboración entre varias aseguradoras y reaseguradoras para explorar el potencial del uso de las tecnologías blockchain. En sus primeros años de actividad recaudó mucha financiación y obtuvo el apoyo de algunas de las mayores firmas de seguros y reaseguros del mundo.

Incluso en abril de 2022, la tecnología fue utilizada por Allianz y Swiss Re para colocar el primer contrato de reaseguro XoL en DLT. Cabe recordar que entre los grandes inversores destacan Swiss Re, Allianz, Mapfre re, Munich Re, Zurich o SCOR.

¿Perdida de foco?

Hasta la fecha ninguno de los participantes ha dado un paso adelante para salvar la iniciativa de la insolvencia, según revela la web ReinsuranceNews, esto sugiere que los partidarios pueden “haber perdido la confianza en la dirección del producto, o incluso en la necesidad de blockchain en las transacciones de reaseguros en general”, añaden.

Otra opción es que los participantes hayan “perdido el foco en su misión original de añadir eficiencia para centrarse en otras perspectivas o que los beneficios en el mundo real de la integración de blockchain se habían exagerado durante los períodos anteriores de entusiasmo por la tecnología”.

Por otra parte, la desaparición de B3i también podría reflejar el difícil entorno de financiación de capital riesgo en general, en el que muchas empresas tecnológicas de nueva creación tienen más dificultades para conseguir nuevos fondos en la actualidad.

Desde este mismo diario se recogen las primeras declaraciones de Swiss Re en el que se pone de relieve que: “aunque conceptualmente la Iniciativa de la Industria de Seguros Blockchain (B3i) sigue siendo una oportunidad interesante, no parecía que fuera a ser rentable y requería una visión de extremo a extremo”.

«Creo que ha sido un esfuerzo de gran calidad, pero al final no hemos visto llegar los volúmenes y la demanda que habrían justificado seguir invirtiendo en esta plataforma», dijo John Dacey, Director Financiero (CFO) del Grupo. «Conceptualmente, creo que sigue siendo una oportunidad muy interesante para el sector. Puede que en algún momento alguien ‘rompa el código’. Pero en este momento, con esta plataforma, no parecía que fuera a avanzar de forma rentable», añadió.