Hasta hace poco, el seguro era uno de los sectores la economía mundial más disruptor. El ritmo de los cambios tecnológicos y del comportamiento de los consumidores había dado lugar a una nueva ola de competencia que muchas compañías de seguros encontraron amenazante. Sin embargo, como muestran las respuestas de 140 líderes mundiales de la industria (que participaron en la 22ª Encuesta Anual del CEO Global de PwC), esa inquietud inicial sobre la transformación digital se está convirtiendo en optimismo.

“Una clara señal de este cambio de sentimiento es la flexibilización de preocupaciones en 19los resultados de la encuesta, específicamente sobre la velocidad del cambio tecnológico y otros acontecimientos perturbadores”, indica la consultora.

A pesar del optimismo por las nuevas oportunidades que brinda la tecnología, los líderes del sector siguen preocupados por temas como la velocidad del cambio tecnológico (31%), el cambio en el comportamiento de los consumidores (21%) o la entrada de nuevos competidores en el mercado (10%). En todo caso,. las cifras se reducen notablemente con respecto al año anterior (51%, 31% y 22% respectivamente).

Además, cuando se les pregunta sobre la implementación de sus propias iniciativas de Inteligencia Artificial, que las empresas están utilizando para crear interacciones más fluidas con los clientes, más del 80% de los CEO de seguros dijeron que esta tecnología ya forma parte de su modelo de negocio o lo será en los próximos tres años.

Como destacan los resultados de la encuesta, algunas aseguradoras están abrazando el futuro y capitalizando las oportunidades mucho más rápido que otras.  Hasta hace unos años, la innovación a menudo quedaba en laboratorios e incubadoras y solo lentamente llegaba a los clientes. Hoy en día, los pioneros han trasladado la innovación al corazón de sus negocios. “Este cambio de organización y de mentalidad permite a las empresas introducir nuevos productos y servicios en el mercado con mayor rapidez, desafiando al mismo tiempo las ideas convencionales sobre los modelos de negocio en seguros”, se destaca.

Renovado énfasis en la eficiencia y la reducción de costes

El ritmo del cambio también es visible en el surgimiento de los productos, que están disponibles en unidades modulares que son fáciles de entender y distribuir digitalmente. A su vez, las empresas innovadoras están mirando más allá de los límites tradicionales de la industria para participar en ecosistemas empresariales que van más allá de la salud, la riqueza y la agricultura o la gestión financiera. El punto de partida es obtener una visión holística de lo que los clientes quieren y necesitan -soluciones que abarcan, por ejemplo, la salud, la previsión para la jubilación y la planificación de la herencia- y luego determinar qué capacidades están disponibles en la empresa y con quién asociarse para ofrecer el resto”, se explica

Cuando se les preguntó a los CEO sobre sus planes para impulsar el crecimiento en los próximos 12 meses, los directivos tienden a decir que se basan en el crecimiento orgánico (72%) y en la eficiencia operativa (70%) y “está claro -remarca RwC- que ambas prioridades deben ir de la mano”. Esto se traduce en un renovado énfasis en la eficiencia y la reducción de costes, liberando recursos con los que desarrollar el futuro talento, las capacidades organizativas y las ofertas de los clientes”.

También hay un creciente interés en las capacidades de las insurtech, a menudo en colaboración, pero que a veces se ha incorporado como fuente de talento e innovación.

‘Win-win’

Aunque la actual ola de inversiones en nuevas tecnologías se centró primero en mejorar la experiencia del cliente, en la actualidad las entidades está adoptando nuevos modelos de negocio para reducir costes. “El uso creciente de los sensores, IA o el machine learning tiene sus resultados en las prácticas de anticipación de pérdidas, moviéndolos hacia una mayor proactividad, detección, intervención y prevención de riesgos”, se concreta en el informe.

Ejemplos de estas posibilidades ya se puede ver en la vigilancia de la salud y en las alertas de dispositivos que se están incorporando a las coberturas del ramo. Igualmente, el uso de Internet de las Cosas reduce las reclamaciones en los seguros de Hogar y controla el riesgo de daños . Es, destaca la consultora, un ‘win-win’ , con menores riesgos y menores costes, para asegurados y compañías.