talentoLa industria global de seguros está luchando por crecer y mantener la rentabilidad en un entorno de mercados maduros y condiciones económicas volátiles. “Es el momento de integrar nuevas tecnologías y de reinventar sus productos, operaciones y modelos comerciales para evolucionar y seguir satisfaciendo las crecientes expectativas de los consumidores”, afirma Deloitte.

“A medida que las aseguradoras se adaptan a la madurez de los mercados y a las turbulencias económicas, a largo plazo, su capacidad para integrar tecnología, talento e innovación de los modelos de negocio en sus entornos heredados puede ser la clave de su éxito”, insiste la consultora en su informe ‘2020 Insurance Outlook’, que acaba de publicar.

Mientas la gran mayoría de los gastos de IT de las aseguradoras todavía se destinan a mantener sistemas heredados, la firma observa una tendencia de reorientación presupuestaria hacia tecnologías de análisis, inteligencia artificial y otras funcionalidades más avanzadas. “Uno de los objetivos de esta nueva estrategia es mantener productos más flexibles y personalizados y ofrecer una mejor experiencia al cliente”, se reseña.

Brecha en habilidades digitales entre generaciones

En todo caso, en Deloitte entienden que la disrupción de la industria no pasa solo por una actualización de los sistemas tecnológicos e incluye también “un refuerzo y evolución de las capacidades de talento y las políticas en el lugar de trabajo para resolver una brecha de habilidades digitales cada vez mayor entre generaciones”.

Por último, el informe identifica próximos cambios regulatorios que requerirán inversiones significativas por parte de las aseguradoras. “La forma en que las compañías de seguros resuelvan el ‘desafío de síntesis’ (integrar la innovación en tecnología, talento y modelos de negocio en entornos heredados resistentes al cambio) será uno de los factores determinantes para alcanzar y/o mantener el éxito en la próxima década”, concluye el informe.