Si una cosa está clara en un mundo tan global como en el que vivimos es que responder con agilidad a la evolución (y revolución) tecnológica es el gran reto de nuestra sociedad y, también, de nuestro negocio.

Así, las aseguradoras no podemos quedarnos al margen de estos cambios, sino todo lo contrario: debemos aprender a desenvolvernos correctamente en este nuevo medio, cada vez más online y menos físico, y trabajar para crear seguros innovadores que sean capaces de responder a las nuevas necesidades de la sociedad “digital” y que, a la vez, sean atractivos a nivel de negocio.

Pongamos un ejemplo real: los datos acerca del acoso escolar no dejan de crecer y, cada vez más, suceden en el ciberespacio, transformándose en casos de ciberacoso (o ciberbullying). Según el informe de la Unesco Ending the Torment: Tackling bullying from the schoolyard to cyberspace (Poner fin al tormento: cómo abordar el acoso escolar, desde el patio del colegio al ciberespacio) de 2017, unos 246 millones de jóvenes padecen este tipo de hostigamiento alrededor del planeta. Teniendo en cuenta que los menores tienen más acceso al entorno online a edades cada vez más tempranas, no es de extrañar que combatir el acoso en estas plataformas se haya convertido en una prioridad tanto para padres como para escuelas en todo el mundo.

Teniendo en cuenta esta realidad, en DAS SEGUROS detectamos una necesidad latente entre nuestros clientes para los que hemos creado un seguro específico, diferencial y que responde a una necesidad real que preocupa a padres y a la comunidad educativa en general.

Se trata de un seguro, en el que aparte de las garantías de protección jurídicas como protección del menor ante el acoso y el grooming, asistencia jurídica ilimitada, protección ante la suplantación de identidad del menor, etc; consta también de asistencia psicológica para toda la familia y una aplicación para el teléfono móvil llamada Proofup, con la que los menores podrán capturar o grabar cualquier situación de acoso y compartirla con sus padres. Y si estos consideran que se trata de un posible caso de ciberacoso o grooming, podrán contar con todo el asesoramiento de nuestros profesionales, y si llegase al caso, llevar a cabo todas las acciones legales necesarias para proteger al menor.

Bajo el nombre ‘DAS Ciberbullying’, esta solución es un claro ejemplo de seguro innovador que por un lado responde totalmente a las nuevas necesidades de la sociedad digital y que, al mismo tiempo, supone una evolución en el sector asegurador, ampliando de esta manera nuestro abanico de productos con el que esperamos que el canal mediador, que para nosotros es el principal vehículo para difundir la protección jurídica, queden satisfechos y lo perciban como un seguro diferencial al servicio de sus clientes.

Publicado en INESE