chat salud

Dos años después de la pandemia de la Covid- 19, una encuesta del Swiss Re Institute muestra que la pandemia ha llevado a centrarse más en la salud y la seguridad financiera. Según la reaseguradora, esto ha dado lugar a más compras de seguros digitales y online, además de una mayor disposición a compartir los datos personales de salud, especialmente entre las generaciones más jóvenes.

El estudio Digital touchpoints build physical and mental health resilience revela que estas preocupaciones de los consumidores les han llevado a una nueva priorización de la importancia de las pólizas desencadenando un nuevo cambio hacia más compras de seguros online.

«La repentina conmoción de los sistemas sanitarios y la aceleración de la adopción digital, entre otros cambios de comportamiento, han tenido un profundo impacto en los medios de vida de las personas. Como consecuencia de ello, muchos consumidores siguen expresando su preocupación por su capacidad de recuperación en materia de salud y por el grado de aseguramiento ante posibles choques sanitarios en el futuro», declara Jérôme Jean Haegeli, economista jefe del Grupo Swiss Re.

Los jóvenes buscan digitalizar la salud

Los puntos de contacto digitales para la gestión de la salud y los seguros han ganado adeptos, especialmente entre las cohortes más jóvenes. En los mercados avanzados, los encuestados que desean adquirir un seguro prestan mucha atención a la asequibilidad y a la comodidad de la tramitación en línea.

Por su parte, cambia esa percepción en los mercados emergentes, donde la prioridad es el precio, la tramitación en línea y la flexibilidad para combinar planes de cobertura.

«Los consumidores siguen dando prioridad a su bienestar dos años después de la pandemia. El sector de los reaseguros tiene la oportunidad de ayudar a reforzar esta resistencia en el mundo post-pandémico», puntualiza Paul Murray, director general de Reaseguros en Asia de Swiss Re. «La buena noticia es que cada vez más consumidores confían en el sector y, para sacar el máximo provecho de ello, debemos responder colectivamente a sus preferencias cambiantes satisfaciendo las expectativas que tienen de nosotros: múltiples puntos de contacto digitales, nuevos productos para la nueva normalidad y una suscripción más eficiente.»

Cambio de actitud de los consumidores

El informe de este año muestra que, si bien la pandemia ha cambiado el comportamiento de los consumidores en los mercados emergentes hacia la atención preventiva y la prevención de enfermedades, la Covid-19 se ha convertido en un catalizador para la realización de controles sanitarios más regulares en todo el mundo.

El 46% de los encuestados en los mercados emergentes tiene previsto acudir a los controles de salud con más frecuencia, frente al 16% en los mercados avanzados. Esto es especialmente cierto en el caso de la India y China, mientras que en los Estados Unidos se produjo el mayor impacto en los chequeos (21%), y en Japón el menor (7%).

Los encuestados también expresaron su creciente preocupación por la adecuación de su actual nivel de cobertura de seguro. De los encuestados menores de 40 años, el 54% declaró haber buscado pólizas nuevas o adicionales en los seis meses anteriores a la encuesta.

rehabilitación desde una plataforma

Las búsquedas y compras de seguros fueron notablemente las más altas en China e India, con una media del 40% de encuestados que adquirieron una nueva cobertura. En los últimos seis meses, los menores de 40 años de los mercados emergentes fueron los más activos a la hora de buscar una cobertura nueva o adicional y constituyen el grupo objetivo que más rápido crece para las aseguradoras.

La salud mental también sigue siendo una prioridad, ya que los resultados muestran que un tercio de la población encuestada en los mercados avanzados declaró un deterioro de su estado de salud mental en los últimos 12 meses.

Mayor concienciación sobre la salud y aceptación digital

El informe de este año revela una creciente popularidad hacia el uso de los canales digitales para la gestión de la salud. El aumento de la telesalud y la asistencia sanitaria virtual sigue creciendo en su uso en los mercados avanzados.

Uno de cada tres encuestados a nivel mundial también declaró su interés en utilizar aplicaciones de salud y bienestar, especialmente en la categoría de 18 a 39 años, para ayudar a fortalecer su fortaleza mental. Los encuestados siguen dando prioridad a su salud mental, la gestión del sueño y los hábitos nutricionales.

Los resultados ponen de relieve que la actual pandemia mundial es una oportunidad para que las aseguradoras reduzcan la brecha de protección en los seguros de vida y salud. «Con una mejor comprensión de las percepciones de los consumidores sobre la salud general y la seguridad financiera, las actitudes hacia las aplicaciones digitales y los factores que influyen en las decisiones de compra de seguros, las reaseguradoras pueden trabajar con los gobiernos y los consumidores para fortalecer el bienestar físico y mental», concluye el informe.