ciberataque ciberseguroA pesar de una serie de casos de seguridad cibernética de alto perfil en los últimos años, la adopción de los seguros cibernéticos entre las pequeñas y medianas empresas (pymes) sigue siendo baja, con sólo un 12,7%. Así se desprende de la Encuesta de Seguros para pymes del Reino Unido 2020 realizado por GlobalData. “Las aseguradoras deberían dirigirse a las empresas del mercado medio que corren más riesgo”, apunta el informe.

“La pandemia ha incrementado la dependencia de las empresas a la tecnología para operar durante los cierres, mientras que las pautas de distanciamiento social continúan promoviendo el trabajo en casa”, explica el analista senior de GlobalData, Daniel Pearce. “Con esta creciente dependencia de la tecnología viene un aumento del riesgo cibernético. Dado esto, la necesidad de un seguro cibernético nunca ha sido tan alta”, añade.

Según el informe, tradicionalmente, el seguro cibernético ha visto mayores niveles de aceptación e interés entre las empresas medianas y grandes, pero la pandemia ha acelerado la necesidad de que las empresas más pequeñas también compren cobertura.

Sectores menos ciberprotegidos

Entre las pymes que operan en industrias como la salud, la manufactura, los bienes raíces y la educación -que según se ha informado están más amenazadas-, las investigaciones de GlobalData indican que la adopción de seguros cibernéticos es menor en el sector de la salud y el trabajo social, con un 25,9% de cobertura de seguros cibernéticos.

Pearce añade: «Se puede decir que el sector de la salud y el trabajo social habrá sido uno de los más directa y fuertemente impactados por la propagación de la Covid-19, y al haber tenido que responder directamente a los efectos de la pandemia en la población, el aumento de las amenazas cibernéticas a las que se enfrenta añade una mayor preocupación”.

Oportunidad para el seguro

El estudio concluye que la industria de los seguros debería aprovechar esta oportunidad para comprometerse con el mercado de las pymes en particular, ya que las grandes empresas suelen contar con un seguro cibernético.

“El impacto que un ciberataque podría tener en un negocio de este tamaño podría ser debilitante debido a las pérdidas financieras y, dada la dependencia de la tecnología durante la pandemia de la Covid-19, no hay mejor momento para comprometerse con los posibles clientes”, señala el analista.