ciberseguridad_mujerEn los últimos años se ha producido un aumento de la presencia de las mujeres en el área de ciberseguridad, ya que, según el informe de Tehtris ‘Mujeres en IT y ciberseguridad’, en 2013 representaban un 10% de los puestos en ciberseguridad, frente a un 25% en el último año, lo cual supone un crecimiento del 150% en la última década.

Check Point Software promueve la inclusión de mujeres en ciberseguridad, destacando cinco razones clave:

  • Necesidad de talento: ante el aumento de los ciberataques a nivel mundial, este sector ha adquirido mayor relevancia en los últimos años. Según el Security Report 2023 de Check Point Software, en 2022 hubo un aumento del 38% de ciberataques semanales con respecto al año anterior. Porr ello, es importante desarrollar el liderazgo de futuras líderes femeninas en este ámbito e impulsar programas destinados a mujeres para atraer y empoderar a este colectivo en esta área, promoviendo que las carreras tecnológicas dejen de ser un interés únicamente masculino.
  • Perspectiva más completa y diversidad de enfoques: los problemas cibernéticos afectan a todas las personas, independientemente de su género, y los adversarios cibernéticos también provienen de diferentes orígenes. Es por esto, por lo que un equipo diverso puede responder con más efectividad a las necesidades de la población, además de comprender mejor las fórmulas de ataque de los adversarios. Según un estudio de Cloverpop, los equipos con diversidad de género toman mejores decisiones comerciales el 73% de las veces.
  • Habilidades comunicativas: las mujeres suelen tener mejores habilidades de comunicación, fundamentales para exponer amenazas y abordarlas.
  • Creatividad en la resolución de problemas: la diversidad de género fomenta la creatividad en la resolución de problemas y el trabajo colaborativo.
  • Adaptabilidad y resiliencia: las mujeres muestran una notable resiliencia al adaptarse a nuevos roles, lo que es esencial en un campo como la ciberseguridad en constante cambio. Esta resiliencia es fundamental para la ciberseguridad, ya que es un sector que está en constante cambio y evolución, y los defensores tienen que mantenerse siempre a la vanguardia y a la par que los atacantes.

“La ciberseguridad precisa todo el tiempo de nuevos talentos que impulsen su desarrollo, sin embargo, la inclusión de las mujeres sigue siendo muy reducida y el crecimiento de su presencia en el sector es muy lento”, explica Maya Horowitz, VP de Investigación de Check Point Software. “Cerrar la brecha de género en ciberseguridad no es sólo una cuestión de igualdad. Por ello, concentramos nuestros esfuerzos en educación, desarrollo profesional y defensa de la igualdad salarial para que el camino de las mujeres hacia el ámbito de la ciberseguridad sea cada vez más accesible y atractivo”.