software verde eco diseñoMuchas de las compañías tecnológicas están tratando de encabezar la revolución verde del software con propuestas audaces para reducir drásticamente la huella ambiental corporativa. Este tema, que se presenta como un aspecto clave para aprovechar el potencial de reducción de emisiones del sector digital, radica en el eco-diseño por defecto, implicando este enfoque la adopción de metodologías innovadoras que no solo minimizan los efectos negativos, sino que también reducen costes y automatizan procesos.

El uso de plataformas de gestión basadas en la nube sostenible podría llevar a una reducción anual de hasta 59 millones de toneladas de CO2, equivalente a retirar 22 millones de coches de la carretera. Además, hay que resaltar el uso estratégico de la tecnología low-code, considerada una “aplicación verde”, que ofrece eficiencia en el código y reutilización, resultando en una significativa economía de recursos y una reducción de tiempo y costes de hasta el 90%.

Una de estas plataformas es, por ejemplo, la llamada Cloud Sustainability de la tecnológica Sygris, compañía que destaca, según explica su CEO, Sergio Brihuega, la necesidad de soluciones digitales disruptivas que puedan ordenar, homogeneizar y normalizar datos de proveedores, clientes, datos financieros y no financieros.

En este caso, la propuesta de la empresa busca conectar, optimizar y automatizar dinámicamente todos los procesos de gestión de la sostenibilidad empresarial, erigiéndose como pionera al promover un cambio sustancial en la cultura del desarrollo de software donde la sostenibilidad se vuelve tan crucial como el rendimiento, la seguridad y la accesibilidad, ofreciendo soluciones tecnológicas que no solo transforman la manera en que las empresas operan, sino que también reducen significativamente su impacto ambiental.

El “software verde”

El concepto de “software verde” se refiere a la creación y uso de tecnologías de software con un enfoque sostenible, con el objetivo de minimizar su impacto ambiental. Algunas tendencias y prácticas interesantes relacionadas con el desarrollo del software verde incluyen:

  • Eco-diseño en desarrollo de software: La filosofía del eco-diseño se ha trasladado al ámbito del desarrollo de software. Esto implica considerar el ciclo de vida completo del software, desde su concepción hasta su desmantelamiento, para identificar y mitigar impactos ambientales en cada etapa. Los desarrolladores están adoptando prácticas que reducen el consumo de recursos y la generación de residuos durante el desarrollo y la operación del software.
  • Eficiencia energética en centros de datos: Dado que los centros de datos son una parte crucial de la infraestructura tecnológica, se están implementando medidas para mejorar la eficiencia energética. Esto incluye el uso de hardware más eficiente, sistemas de refrigeración avanzados y la adopción de fuentes de energía renovable para alimentar estos centros.
  • Tecnologías en la nube sostenibles: El movimiento hacia la nube ha llevado a un aumento en el consumo de recursos, pero también ha brindado oportunidades para mejorar la sostenibilidad. Empresas como Sygris están liderando la carga al proponer plataformas de gestión basadas en la nube sostenible que no solo reducen las emisiones de carbono, sino que también optimizan la eficiencia de las operaciones en línea.
  • Desarrollo low-code y reutilización de código: Las plataformas de desarrollo low-code permiten a los desarrolladores crear aplicaciones con menos líneas de código, lo que no solo acelera el desarrollo, sino que también hace un uso más eficiente de los recursos. La reutilización de código también es fundamental, ya que reduce la necesidad de escribir nuevas líneas de código, disminuyendo así el consumo de recursos y el tiempo de desarrollo.
  • Medición y reporte de la huella de carbono: Las empresas están cada vez más interesadas en medir y reducir su huella de carbono. Herramientas y plataformas de software especializadas están surgiendo para facilitar la recopilación, análisis y presentación de informes sobre datos relacionados con el rendimiento ambiental de las empresas.

En resumen, el desarrollo del “software verde” no solo impulsa la responsabilidad ambiental de las empresas, sino que también puede generar beneficios económicos al reducir costes operativos y mejorar la eficiencia. La conciencia sobre la importancia de la sostenibilidad en el sector tecnológico sigue creciendo, y esto está impulsando innovaciones significativas en el desarrollo de software con un enfoque verde.