LA SEGUNDA

Aburrida. Así podríamos resumir la web de esta aseguradora argentina que ya está un poco obsoleta en el diseño, con fuente de letra no apta para miopes y demasiada información condensada en innumerables apartados. Todo está controlado, todo tiene su espacio pero sin embargo no sabes dónde mirar primero.

Hemos llegado a contar hasta 5 menús en la primera página y un listado tan grande dentro de los contenidos que han tenido que insertar un menú extra en alguna de ellas. ¿No es excesivo?

Es cierto que una página debe tener todo el contenido posible para el cliente, pero debería ser de una forma más amena para el usuario. En este caso, quieren dar tanta información y tantas utilidades que termina siendo excesivo en todos los sentidos: documentos, cotizadores, formación, teléfonos de asistencia, de atención, servicio de atención al asegurado, etc. Siempre solemos llamar la atención sobre la ausencia de un teléfono de atención al cliente; en este caso, el número de ellos es tan elevado que llega un momento que el usuario es muy posible que dude de a cuál debe llamar. En cambio, no encontramos por ninguna parte de la web un solo formulario de contacto o de petición de información. Quizá exista, pero es evidente que pasa desapercibido.