No obstante, se revela que el 45% de los consumidores españoles están muy preocupados por riesgos como el robo de identidad y los ciberataques

Nos apasiona la tecnología. Los consumidores españoles que son usuarios frecuentes de tecnologías conectadas generalmente reportan mayores niveles de bienestar personal en comparación con sus pares no conectados, según revela un estudio de ASSURANT. Este informe pone de manifiesto las opiniones sobre el futuro conectado de 5.500 consumidores que participaron en encuestas llevadas a cabo en Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido.

A la hora de evaluar las percepciones de los consumidores sobre su relación con los dispositivos conectados y su uso, el 70% de los encuestados en Europa, el 80% en España, cree que los beneficios de la tecnología conectada superan a los inconvenientes. Sin embargo, el estudio también señala que el 45% de los consumidores españoles está muy preocupado por riesgos como el robo de identidad y los ciberataques.

Destaca la buena relación que los españoles tiene con la tecnología: el 59% de los consumidores españoles tiene un promedio de cuatro productos conectados y el 55% de ellos utiliza estos productos diariamente. Estos consumidores conectados españoles son generalmente más felices, puesto que su nivel de bienestar personal es un 20% superior. Sin embargo, a veces se disipa la pasión. Alrededor del 25% de los españoles (comparado con un promedio europeo del 20%) afirmó que había encontrado productos conectados que no funcionaban como se esperaba, el 13% encontró problemas durante la instalación y el 11% gastó demasiado en reparaciones.

Conectados, preocupados y protegidos

El informe encuentra cierto grado de ansiedad entre los consumidores de toda Europa. Las mayores preocupaciones incluyeron el miedo al robo de identidad (57%), el mal uso de los datos personales recopilados (54%), el hackeo del correo electrónico o de las cuentas en las redes sociales (55%) y el chantaje y espionaje digital (50%). Los consumidores conectados son un 54% más propensos a hacer frente a los riesgos de las tecnologías conectadas, protegiéndose con servicios adicionales, como planes de protección de productos, soporte técnico en vivo y garantías extendidas.

“El futuro conectado ya está aquí. Vemos continuamente que salen nuevos dispositivos móviles y productos relacionados, así como servicios que cambian la forma en la que vivimos la vida”, detalla Marco Prada, director general de ASSURANT para el sur de Europa. “A medida -añade- que más consumidores comienzan a hacer uso de smartphones para dirigir en remoto su vida digital, tenemos que considerar la gran cantidad de datos personales y confidenciales que almacenamos en nuestros dispositivos, lo que deja la puerta abierta a amenazas como el hackeo y el robo por parte del crimen organizado y de oportunistas”.