No hay duda de que hoy la telemática forma parte de la agenda de todos los CEOs y Directores Generales del sector. Fundamentalmente en el ramo de autos, con unos ratios muy ajustados y un modelo de “pricing” con poco margen, la telemática es vista como una oportunidad para revertir el modelo.

El problema se presenta cuando, desde las diferentes áreas de la empresa, se intenta aterrizar dicha iniciativa y darle forma desde el punto de vista del negocio.

Sensibles a dicha problemática, desde TIREA, con un acuerdo de colaboración con OCTO Telematics, se está trabajando en un proyecto de análisis e investigación sobre esta materia que ayude a las entidades a entender cómo actuar y operar con variables telemáticas, con la colaboración de expertos en la materia.

En el mundo del automóvil y, en concreto en el ámbito del seguro, la telemática está presente desde hace ya algún tiempo. Inicialmente orientada a dar respuestas reactivas ante el robo de vehículos, luego evolucionó para permitir a las empresas operadoras de flotas gestionar eficientemente (productividad y seguridad) sus unidades, con el objeto de preservar sus activos y su personal. En el entorno anglosajón, fundamentalmente en EEUU, se ha desarrollado un segmento importante de vehículos ligados a pólizas UBI (Usage Based Insurance). En Europa, su penetración actual es escasa y fundamentalmente ligada al desarrollo del “coche conectado” y a proyectos como el “e_call”. La excepción es el caso italiano con una penetración superior al 10% gracias a un cambio legislativo que promociona este tipo de pólizas.

En España, su adopción está siendo lenta posiblemente por las características propias del mercado español: primas muy ajustadas y riesgo mutualizado. En este escenario, el incentivo del descuento no sería muy aconsejable y el coste de los equipos y su mantenimiento suponen un lastre para su implantación generalizada. Este es el peor de los escenarios, costes ciertos frente a unos ingresos inciertos o difícilmente medibles.

Sin embargo, son varias las iniciativas que se han lanzado en el mercado español y que, aunque con un tamaño reducido, están consiguiendo hacerse un hueco utilizando la telemática como base para su producto.

Su receta: considerar la telemática como base para nuevos productos y servicios, como herramienta de marketing (gamificación), como palanca para la promoción de objetivos sociales (conducir más seguro, comer más sano …) y como mejora de los procesos de tramitación (automatización y fraude prácticamente inexistente).

Es cierto que este proceso es más fácil en una empresa de nueva creación. El problema para las grandes entidades aseguradoras es trasladar los beneficios de la telemática, a sus clientes asegurados, a sus procesos y a la sociedad en general, con una cuenta de resultados que sea defendible desde el punto de vista económico financiero. Dicho de otra manera, el problema se presenta a la hora de definir CÓMO introducir en la cadena de valor actual este nuevo paradigma sin que suponga un riesgo en la compañía (desequilibrio en los resultados técnicos o la estrategia de precios).

El dilema al que se enfrenta una aseguradora tradicional se puede resumir fundamentalmente en 3 circunstancias:

  1. QUÉ DISPOSITIVO INSTALO. Actualmente es necesaria la instalación de un dispositivo en el coche que sea capaz de capturar y transmitir los datos de conducción del mismo. Esto supone un coste para el asegurado o para la compañía y genera una molestia al asegurado. Además, la compañía ha de decidir sobre el dispositivo a instalar entre las distintas tecnologías, cada una con pros y contras en términos de capacidades, usabilidad y coste, evolución de la propia tecnología, …
  2. QUÉ VARIABLES UTILIZO, CÓMO LAS INTERPRETO. La teoría nos dice que la telemática puede mejorar las cuentas técnicas de la compañía vía reducción de la siniestralidad o discriminación tarifaria, sin embargo, en la práctica, no se sabe cómo dichas variables actuarán en nuestro país y el peso que cada una de ellas tiene realmente.

Estas métricas son diversas y complejas e incluso la utilización de una misma tecnología no supone variables homogéneas.

  1. CON QUIÉN ME ASOCIO. Los datos capturados requieren de una plataforma que los procese y transforme en información y conocimiento para la compañía. La aproximación de las entidades será diversa, pero requiere de una experiencia con la que no se cuenta en la actualidad. Son diversos los actores que participan en la cadena de valor, cada uno con roles y objetivos propios, haciendo que el modelo económico todavía no haya madurado lo suficiente como para permitir la universalización de los modelos de seguro basados en la telemática.

En definitiva, existen muchas incertidumbres que es necesario aclarar previamente a tomar una decisión sobre la incorporación de la telemática al seguro del automóvil en España.

Para responder a dichos retos, y ayudar a las entidades aseguradoras en la incorporación de la telemática en su cadena de valor, TIREA con el apoyo de OCTO Telematics, está poniendo en marcha un servicio de alcance limitado y temporal que permita una aproximación controlada (en costes y riesgo) a dichos retos. Dicha iniciativa se basa en un servicio de análisis e investigación sobre datos capturados de dispositivos telemáticos instalados sobre un volumen mínimo de vehículos durante 1 año completo que ofrecerían las compañías que se adhieran a este proyecto.

Los beneficios para para la compañía aseguradora se pueden sintetizar en: obtener un conocimiento real sobre el uso y significancia de las variables telemáticas que se capturan y su correlación con el riesgo tal como actualmente se calcula; experimentar sobre la mejora en las operaciones por la incorporación de datos telemáticos para la reconstrucción de los accidentes o para la apertura del siniestro; y obtener un mayor conocimiento sobre el uso de estas herramientas para la mejora de la experiencia del cliente, incorporando labores de prevención o mejorando el rendimiento de los planes de fidelización. Todo ello a un coste de inversión muy razonable.

Luis Valverde, responsable de Innovación y Consultoría de TIREA