Quiero cuidarme Más

Tres son los retos que tiene hoy en día la telemedicina: extender su uso, hacerlo muy bien y añadir el internet de las cosas para que los pacientes saquen las máximas ventajas de la tecnología. Así lo explicaba ayer Josep Santacreu, consejero delegado de DKV, en una rueda de prensa virtual.

Aunque el uso de la telemedicina se ha disparado con motivo de la crisis sanitaria, lo cierto es que la aseguradora viene trabajando en ello desde hace cinco años. Su especialización en este ecosistema de medicina digital está trayendo muy buenos resultados por las soluciones que ofrece a las necesidades surgidas con motivo del Covid-19.

Según indicó Santacreu, en tan sólo unos días la aseguradora abrió al público en general la plataforma #MédicosFretealCOVID, de la mano de la Sociedad Española de Medicina Interna y de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, “Nos permitió conectar facultativos que estaban en su casa con ciudadanos que también se encontraban confinados”. El éxito de la iniciativa se aprecia en las cifras: más de 870 médicos inscritos como voluntarios. Más de 20.000 personas atendidas en poco más de dos meses.

La telemedicina, cuya finalidad es reducir el riesgo de contagio y descongestionar las urgencias, ha supuesto más del 50% de las visitas médicas desde que se inició el estado de alarma. El 38% de las consultas han estado relacionadas con el coronavirus; el 41% eran de carácter general; y el 14% con tratamientos.

El 63% han sido realizadas por mujeres y el 37% por hombres; mientras que, la media de edad de las personas que han empleado este método está entre los 25 y los 45 años.

Según las encuestas efectuadas por DKV, el 88% de los usuarios ha valorado positivamente la experiencia.

Quiero cuidarme más

La aseguradora cuenta con la aplicación ‘Quiero cuidarme más’.  En estos días de confinamiento ha llegado a registrar 100.000 descargas. Antes el número de usuarios rondaba los 30.000. Con esto, “demostramos que se aprovechan las tecnologías emergentes para innovar, mejorar procesos y aumentar la eficiencia”, señalaba el directivo.

Entre las novedades de esta aplicación, DKV destaca que ha sido la primera aseguradora en incorporar la receta electrónica homologada. Se han añadido los médicos del cuadro médico al servicio de telemedicina. Se está preparando la prescripción de analíticas. Además, de cara a 2021, la compañía está trabajando para acelerar mejoras y novedades en la plataforma. Así, citó el gestor de peticiones de pruebas de imagen o mejores protocolos de atención del coach de hábitos saludables.

Una de las problemáticas que se plantearon fue cómo salvar la brecha digital de las personas mayores. En este sentido, Julio Lorca, director de desarrollo de DKV, manifestó que existe aquí otro gran reto. Es “comunicar el valor que somos capaces de crear en el resultado de problemas y no en el volumen de actividad que es el paradigma del que venimos”.

En su opinión, un resultado se puede alcanzar de distintas formas y puso como ejemplo el llegar a las personas mayores a través de sus cuidadores o familiares. Serán “los agentes en el uso de estas herramientas en telemedicina”. Asimismo, se abre una serie de posibilidades con el apoyo de sistemas de inteligencia artificial, como los relojes inteligentes, que detectan arritmias y pueden prevenir infartos, entre otras muchas cosas. Tampoco pueden olvidarse los sistemas de activación por voz, que permiten el contacto con un médico a través del televisor.

Primas

Santacreu no cree que el coste de las primas se vea reducido por el uso más frecuente de la telemedicina. La medicina se va a encarecer debido a las medidas que hay que llevar a cabo en materia de privacidad y de gestión de datos. La tecnología «abaratará la práctica médica” y de alguna manera “puede atenuar o frenar el incremento de primas que van a provocar el envejecimiento o las nuevas tecnologías”.

En el encuentro participaron también, Luis Badrinas, CEO Community of Insurance & Barcelona Health Hub, Manuel Armayones, investigador del eHealth Center Behavior Design Lab de la UOC y Luis Fernández, Digital Health Entrepreneur, Salumedia. Miguel García, director de Comunicación y Negocio Responsable de la entidad, fue el encargado de moderar el encuentro.