telemedicina

Un acuerdo entre tres sindicatos de médicos y las aseguradoras de Salud francesas harán posible que la Telemedicina pase a ser una realidad en nuestro país vecino a partir del próximo 15 de septiembre. El decreto que lo hace posible ha sido ya publicado en el Boletín Oficial el pasado día 10.

Eso sí, el servicio estará reservado para pacientes residentes en Francia, que podrán recibir una consulta médica remota y tendrán acceso a la receta digital. El coste será el mismo que en la consulta física: 25 euros con un médico de atención primaria y 30 euros con un especialista.

Para garantizar una adecuada protección de los datos los médicos deberán contar con equipos adaptados, con un coste no superior a 525 euros, y los pacientes tendrán que estar equipados con un ordenador con cámara web o una tablet.