inversiones_dineroEn el año 2023, Europa experimenta una intensa ola de transformación digital, destacando España como un líder destacado en este cambio. Así lo revela el informe del Banco Europeo de Inversiones sobre la ‘Digitalización en Europa 2022-2023’, donde se resalta que más del 50% de las empresas europeas ha avanzado significativamente en la digitalización, especialmente en respuesta a la pandemia de la Covid-19. Aunque el 69% de las empresas de la Unión Europea adoptó tecnologías digitales avanzadas en 2022, se revela una disparidad, con solo el 30% de las microempresas priorizando la digitalización en comparación con el 62% de las empresas más grandes.

La Unión Europea respalda esta evolución con una inversión masiva de más de 165.000 millones de euros en la Década Digital, evidenciando su compromiso con la digitalización tanto en el sector público como en las empresas. España se posiciona a la vanguardia de este movimiento, con una estrategia integral de infraestructura digital y mejoras en las capacidades empresariales.

La digitalización en España se refleja en el uso extendido de tecnologías como el cloud computing, el análisis de big data y la integración de inteligencia artificial en las operaciones empresariales. En este proceso de evolución digital, las soluciones de identidad digital, abarcando desde la verificación de documentos hasta la firma electrónica, desempeñan un papel crucial al agilizar procesos y reforzar la seguridad, lo que se traduce en ahorros significativos de tiempo y costes.

Un caso ejemplar es el de Signicat, cuyo estudio encargado a Forrester Consulting sobre el Impacto Económico Total™ (TEI) revela que las empresas que adoptaron la firma electrónica ahorraron costes y procesos, evitando más de 1,1 millones de páginas impresas en el primer año de implementación.

El énfasis en soluciones de Identidad Digital se extiende a la eficiencia operativa, demostrando que la automatización de la verificación de identidad puede ahorrar hasta 40.000 horas anuales.

Estos resultados no solo indican una oportunidad creciente para las empresas en el sector de la identidad digital, sino también para los sectores público y privado. A medida que las empresas europeas avanzan en la transformación digital, se prevé una mayor demanda de sólidas soluciones de identidad digital, abriendo un mercado prometedor para la innovación y el crecimiento.

A pesar de los avances, el desafío futuro radica en la llegada de los EU Wallets, que pondrán a prueba la capacidad de empresas y gobiernos para proporcionar un acceso 100% digital a través de identificaciones digitales nacionales, marcando un nuevo hito en la era de la digitalización en Europa.

Accede aquí al Informe de 2023 sobre el estado de la Década Digital.