SmarphoneMás del  50% de los conductores se muestra interesado en utilizar, o ya está utilizando, servicios tecnológicos durante un siniestro y el 33% de los accidentados las han utilizado alguna vez durante el proceso, según revela un informe de GT Motive, que considera que el desarrollo de aplicaciones móviles es el futuro en la gestión de siniestros. No obstante, matiza, queda camino por recorrer, ya que los medios no se utilizan para interactuar con sus compañías durante el proceso de gestión de siniestro de forma tan habitual (actualmente solo un 20% lo hace siempre de esta manera).

La empresa destaca que el dispositivo electrónico más utilizado por los españoles para la activación del proceso es el smartphone, casi en un 61% de los casos. En relación al uso de la tecnología para ello, el más utilizado por los usuarios es para la comunicación del siniestro, seguido de la asignación o elección del taller. GT Motive llama la atención, además, sobre las diferencias que se dan en el uso de las nuevas tecnologías según la naturaleza de la aseguradora: “Un 39% es la diferencia de penetración en el uso de nuevas tecnologías entre las compañías de directo y las tradicionales. Las compañías de directo son más propensas a interactuar con este tipo de tecnologías, pero no en el ciclo completo”, explica.

Para GT Motive, las nuevas tendencias son claras: “A través de la tecnología móvil, el conductor podrá poner en contacto a todos los actores implicados en la gestión del siniestro (aseguradora, talleres, etc), pudiendo incluso auto evaluar los daños mediante fotografías y vídeos”. La compañía afirma que actualmente no existe ninguna aplicación que conecte la aseguradora con el asegurador.

Concreta cuatro grandes tendencias en la gestión del siniestro: autoservicio en la declaración del daño (actualmente se  están desarrollando aplicaciones que facilitan al cliente el poder realizar los primeros pasos a través de su dispositivo); información (cada vez más se necesita conocer el estado del vehículo y disposición del taller); estimación y gestión de equipos (desarrollo de soluciones en los sistemas avanzados de valoración de daños basados en fotografías y dispositivos móviles); y servicios al usuario final (firma electrónica, captura de facturas, alertas de GPS y telemáticas).