estrategia digital equipo teamEl riesgo está en el centro de la actividad de las aseguradoras; deben comprenderlo, evaluarlo y gestionarlo para ofrecer, tarificar y suscribir los productos y servicios de valor añadido adecuados para ayudar a los clientes a desenvolverse en un mundo cada vez más incierto. Majesco en colaboración con Capgemini han publicado el informe‘The Changing World of Risk: Insurers and Brokers at the Center of Risk’. En él se analiza en detalle la naturaleza cambiante y en rápido crecimiento del riesgo y su impacto en el sector asegurador.

“Atrás ha quedado la previsibilidad del riesgo, junto con su impacto y frecuencia. Con el aumento de la inflación, los precios de la propiedad y los vehículos, los materiales y los costes de reparación, muchos asegurados carecen de cobertura de seguro suficiente, lo que provoca una brecha y un aumento del riesgo financiero”, afirman.

«Hay un conjunto creciente de nuevos riesgos, incluidos los sociales y tecnológicos», declaró Denise Garth, directora de Estrategia de Majesco.  «La creciente complejidad del riesgo obliga a las aseguradoras a replantearse la gestión de riesgos y las estrategias tecnológicas, desde la tarificación y suscripción de productos hasta los servicios de valor añadido de prevención de siniestros y riesgos. En lugar de jugar a la defensiva, las aseguradoras deben pasar a la ofensiva con un nuevo enfoque y estrategia operativos y tecnológicos.»

El riesgo ha pasado de considerarse sólo a nivel de póliza a considerarse ahora a nivel de cartera, determinando si se puede o no asumir ese riesgo, cuál es el impacto en la rentabilidad de la cartera, detalla el informe.

La tecnología marcará la diferencia

Por ello, se afirma que invertir en una plataforma tecnológica de última generación es un gran paso para que las aseguradoras se mantengan por delante del resto de la competencia en lo que respecta a la prevención de riesgos. Una tecnología mejor responde mejor a la evolución de los datos de riesgo, a las nuevas necesidades de los clientes y a la simulación para predecir futuros riesgos en el horizonte.

“Los datos están desempeñando un papel sustancial en la experiencia de suscripción de los clientes. Una plataforma mejorada permitirá a las aseguradoras ingerir los datos con mayor rapidez, tomar decisiones más rápidas y mejores, y proporcionar el perfil de riesgo adecuado a los suscriptores”, remarcan.