inteligencia artificialInsurance Europe ha publicado su respuesta a un libro blanco de la Comisión Europea sobre su próxima consulta acerca de un marco para la inteligencia artificial (IA). El sector asegurador apoya la adopción y el despliegue de una IA ética, fiable y centrada en el ser humano, mediante un marco apropiado y proporcionado basado en principios.

La IA tiene un enorme potencial de transformación. “Por ejemplo, permitiría a las aseguradoras predecir el riesgo con mayor precisión, personalizar los productos y utilizar una mejor previsión para desplegar rápidamente nuevos productos en respuesta a los riesgos emergentes”, recuerdan desde la institución.

El desarrollo y el uso de la IA ya están cubiertos por una amplia gama de legislación de la UE existente que aborda muchos de sus posibles riesgos y desafíos que se complementa luego con marcos normativos nacionales y sectoriales. Por lo tanto, las nuevas normas a nivel de la UE “sólo serían pertinentes para abordar cualquier posible laguna cuando se considere que las normas y reglamentos actuales son insuficientes”, se concreta.

Los encargados de la formulación de políticas también deberían examinar los casos en que la legislación vigente crea obstáculos al uso de la inteligencia artificial o a su desarrollo. Por ejemplo, deberían examinarse cuidadosamente y aclararse durante el proceso legislativo determinadas cuestiones relacionadas con el Reglamento general de protección de datos (RGPD) para evitar solapamientos o contradicciones. Entre ellas figuran los límites al uso de los datos, que no tienen en cuenta las necesidades de un desarrollo fiable de la IA y pueden impedir que Europa se convierta en un líder mundial en el desarrollo y despliegue de la IA.

En este documento de posición también se destacan las opiniones de Insurance Europe.