datos conectados

Asociaciones representativas de concesionarios de vehículos, empresas de piezas de recambio y operadores de servicios de movilidad, así como del sector asegurador europeo, de consumidores automovilistas y de pymes han pedido “encarecidamente” a la Unión Europea que actúe “de manera decisiva” para establecer en espacio de acceso “justo e igualitario” a los datos y recursos de los vehículos, expresando la preocupación de que la libre elección de los consumidores no se sitúan actualmente en el centro de la agenda política.

Estas organizaciones, entre las que se encuentra Insurance Europehan suscrito un manifiesto en el que señalan que, para seguir ofreciendo un alto nivel de servicios en sus respectivos sectores, los proveedores de servicios alrededor del coche deben ser capaces de competir en igualdad de condiciones con los fabricantes en el ámbito de los vehículos conectados y autónomos. “Esto permitiría el desarrollo de nuevos servicios digitales competitivos, lo que daría lugar a una verdadera posibilidad de elección por parte del consumidor, permitiendo que los consumidores decidan con quién comparten sus datos”, remarcan.

Los firmantes del escrito lamentan, sin embargo, que esto no es posible con el modelo presentado por los fabricantes para el llamado ‘Vehículo Extendido’, que canalizará todas las comunicaciones futuras y el acceso a los datos a través de sus propios servidores. “Esto haría que solo una pequeña parte de los datos generados por el vehículo serían compartidos con el resto de proveedores en comparación con los datos de los que tendrían los fabricantes”, advierten.

Acceso no discriminatorio a los sistemas telemáticos a partir de 2020

Por lo tanto, esta coalición de organizaciones urge a actuar desde ahora para introducir los requisitos pertinentes con el fin de establecer en los próximos años una “plataforma telemática interoperable, normalizada, segura y de acceso abierto”, establecida en el Reglamento eCall de la UE de 2015.

En este sentido, consideran que hasta que se establezca dicha plataforma debe existir un “derecho a hacer negocios” y, por lo tanto, los fabricantes de vehículos deben conceder, a partir de enero de 2020, acceso no discriminatorio a los sistemas telemáticos a bordo de los vehículos utilizados por ellos mismos.

Este grupo de organizaciones concluye que el actual modelo de acceso a los datos telemáticos -controlado y gestionado por los fabricantes de automóviles- impide que las empresas independientes aprovechen las oportunidades digitales, pone en peligro las posibilidades de elección de los consumidores, la innovación y una próspera economía digital de la UE.