ciberataque correo

Un informe de Guy Carpenter arroja luz sobre las potenciales consecuencias financieras “devastadoras” de una amenaza cibernética que a menudo pasada por alto: el compromiso del correo electrónico empresarial (BEC, por sus siglas en inglés).

Durante los últimos cinco años, clientes de Marsh con una póliza de seguro cibernético o contra delitos han sufrido más de 550 casos de BEC. El informe revela que el mayor número tiene una pérdida de alrededor del 0,1% de los ingresos de la empresa. Es decir, para una empresa con unos ingresos de 1.000 millones de dólares, esto supone una pérdida de un millón de dólares.

Señala el informe que, a pesar de la considerable amenaza financiera, los modelos de proveedores de ciberseguridad tienen diferentes enfoques sobre si las reclamaciones BEC deben considerarse en su catálogo de eventos catastróficos. Es más, solo se encontró un proveedor de la industria que haya incorporado BEC como un peligro cibernético explícito en sus modelos.

“Las amenazas cibernéticas como los ataques de ransomware, las interrupciones de proveedores de servicios en la nube dominan los titulares. Sin embargo, las consecuencias de un ataque BEC exitoso también pueden ser devastadoras para una organización y crear grandes pérdidas para los aseguradores (re) cibernéticos”, asevera Erica Davis, co-jefa global de cibernética de Guy Carpenter. “Al impulsar la concienciación sobre las medidas de ciberseguridad adecuadas, podemos mejorar colectivamente la resiliencia de las organizaciones contra las amenazas BEC y mitigar su impacto en la rentabilidad de la suscripción”, añade.