businessmanLas empresas “preparadas para el futuro” transforman la forma en la que trabajan mediante el uso de datos en la toma de decisiones, la combinación de personas con la inteligencia artificial y el empleo de modelos de trabajo ágiles. Así lo pone de manifiesto el último estudio de Accenture ‘Operaciones inteligentes para los negocios del futuro’, que ha evaluado el impacto de lograr niveles progresivos de madurez en las operaciones empresariales.

Según el informe, la aceleración de la adopción digital en las empresas, impulsada por la pandemia y las nuevas formas ágiles de operar, podría desbloquear un crecimiento rentable de 4,4 billones de euros a nivel global. Asimismo, destaca que cuanto mayor es la madurez, mayor es el grado de capacidades digitales utilizadas, como inteligencia artificial (IA), cloud y data analytics. Otro dato revelador del informe apunta que si todas las organizaciones estuvieran en fase ‘Future-Ready’, equivaldría a una rentabilidad global añadida de 5.400 millones de dólares.

El estudio revela que, incluso en medio de la incertidumbre económica actual, alrededor del 7% de las empresas a nivel mundial -las que el estudio denomina “preparadas para el futuro”- ha logrado casi el doble de eficiencia y tres veces la rentabilidad de sus competidores. Estas empresas ‘Future-Ready’ representan actualmente una pequeña parte (2%) del ecosistema empresarial español y se espera que estas cifras aumenten al 34% en 2023.

Las empresas de seguros y alta tecnología, las más maduras

El estudio revela que las organizaciones presentan diferentes niveles de madurez operativa en todas las industrias, pero, por lo general, las empresas de seguros y alta tecnología son las más maduras. Y destaca un dato: sorprendentemente, solo el 7% de los encuestados está en la categoría ‘Future-Ready’.

En referencia a la industria aseguradora, se concreta que: un 31% de las compañías de seguros tiene un nivel de madurez operativa eficiente; un 57%, predictivo; y un 10%, ‘Future-Ready’.

Acenture añade que el camino a seguir depende también de la industria. A día de hoy, aquellas que están en el nivel Future-Ready son relativamente pocas, pero se espera que algunos sectores (especialmente automoción, seguros y banca) destaquen en el próximo trienio.

 

Madurez de empresas
[pulsa en el gráfico para ampliarlo]

Datos, IA y modelos ágiles, áreas clave

El estudio, que ha incluido a 50 empresas con sede en España, ha detectado que los crecientes niveles de madurez digital y operativa de las organizaciones están acelerando la progresión de las compañías hacia el nivel “preparados para el futuro”. Las áreas clave son:

  • Cloud: casi dos de cada tres organizaciones (64%) en España utilizan infraestructura cloud a escala, y el 48% también está explorando nuevas áreas para escalar y maximizar el valor.
  • Machine Intelligence: el 58% de las compañías en nuestro país ha adoptado inteligencia artificial y data science, un aumento de casi 30 puntos con respecto al 2% de hace tres años. Además, el 42% planean escalar prácticas de IA para 2023.
  • Automatizar a escala: sólo el 2% de las empresas españolas ha alcanzado la madurez en la automatización de sus procesos, pero se espera que aumente a casi la mitad (48%) en 2023.
  • Datos más inteligentes: sólo el 6% de las organizaciones en España utiliza analítica a escala -junto con datos mejores y más diversos- con el objetivo de generar información útil que guíe su toma de decisiones. Además, se espera que haya un aumento a casi la mitad (46%) para 2023.
  • Fuerza laboral ágil: en España, el 14% de las compañías ha adoptado una estrategia de fuerza laboral ágil en toda la organización. Esto les permite tener un mayor acceso al talento dentro de su ecosistema empresarial, para movilizar a los profesionales especializados según sea necesario. Casi la mitad (46%) planea hacerlo para 2023.

Hacía la madurez operacional

En España, las empresas que han avanzado hacia la madurez operacional en los tres últimos años reportan: mejoras en la experiencia del cliente (70%), velocidad de innovación de productos y servicios (66%), compromiso y retención de empleados (40%), valor de negocio generado a partir de los datos (58%), así como un aumento de las competencias del empleado y el reciclaje profesional (36%).

En este estudio, Accenture identifica cuatro niveles de madurez operativa: estable, eficiente, predictivo y ‘Future-Ready’. Cada uno de ellos se caracteriza por tecnologías que mejoran la eficiencia, la información y las capacidades. Así, el informe señala que:

  • El ascenso de un solo nivel (de predictivo a Future-Ready) supone un aumento de rentabilidad de 5,8 puntos porcentuales y una mejora de la eficiencia del 18,8%.
  • Las organizaciones que ascendieron un nivel en la escala de madurez en 2019 fueron, en promedio, un 7,6% más eficientes (menos gastos de explotación por cada dólar que ingresaron) y 2,3 puntos porcentuales más rentables (EBITDA como porcentaje de ingresos).
  • Ser Future-Ready supone mayores ventajas. Las organizaciones en los niveles estable y eficiente que ascendieron a Future-Ready en 2020 aumentaron 2,1 veces su eficiencia operativa y 4,1 veces su rentabilidad con respecto a otras organizaciones cuya madurez mejoró de manera más modesta.

Finalmente, al evaluar lo que Accenture llama «valor transformacional», un concepto que tiene en cuenta el desempeño financiero y la experiencia diferencial ofrecida, el estudio concluye que las organizaciones ‘preparadas para el futuro’ logran, de media, un aumento de la eficiencia del 13,1% e incrementan la rentabilidad en un 6,4%.

Inés Guzmán, que lidera Accenture Operations en España, Portugal e Israel, señala: «Las organizaciones ‘preparadas para el futuro’ saben que hay que maximizar el talento en una era en la que las personas son fundamentales para el éxito. Por eso, están rediseñando los modelos operativos y poniendo en valor tanto el ingenio humano como la inteligencia de las máquinas, para transformar el modo en que las personas trabajan y la empresa actúan».