ciberseguridad
ciberseguridad

En 2023, las primas de seguros cibernéticos superaron los 170 millones de euros en España, lo que supone un incremento del 25% respecto al año anterior, según la quinta edición del ‘Estudio sobre Ciberseguridad y Gestión del Riesgo Ciber en España’ presenado por Aon.

El informe, realizado en colaboración con Garrigues, Fundación Esys, AIG, Allianz Commercial, Axa XL, Beazley, Chubb, Hiscox, QBE, Tokio Marine HCC y Zurich, analiza y actualiza las tendencias y retos que deben afrontar las organizaciones en la gestión integral del riesgo y su transferencia al mercado asegurador, así como la inversión en ciberseguridad o la evolución de la siniestralidad, entre otros.

Principales conclusiones

  • Novedades regulatorias: Regulaciones recientes, como NIST2, impactará en sectores no regulados anteriormente como el farmacéutico, el agroalimentario y el de salud. Se destaca el Reglamento DORA, que entrará en vigor en 2025, y el avance de otras en 2024, como la Cyber Resilience Act y la Cyber Solidarity Act. Próximamente se implementará el Reglamento de Inteligencia Artificial, gestada en 2023, y que es la gran apuesta de la UE para legislar la ciberseguridad, especialmente para aquellos sistemas calificados de alto riesgo.
  • Mercado asegurador: Tras un periodo de alta severidad en 2021 y 2022, el mercado se ha estabilizado con la entrada de nuevo capital, reduciendo primas y permitiendo a más empresas contratar seguros cibernéticos. Muchas empresas están aprovechando para incrementar sus límites contratados
  • Siniestralidad: España registra alta siniestralidad en sectores como manufacturing, servicios profesionales y entidades financieras. El sector de la construcción también muestra elevada siniestralidad.
  • Evolución de las primas: En 2023, las primas de seguros cibernéticos superaron los 170 millones de euros, un alza del 25% respecto al año anterior.
  • Sectores de actividad: Las infraestructuras críticas lideran en concienciación sobre ciberseguridad y contrataciones anuales, seguidas por los servicios profesionales, por los servicios de consultoría IT. El sector industrial muestra una recuperación tras años de disminución.
  • Volumen de facturación: Las empresas con facturación superior a 250 millones de euros han incrementado la contratación de pólizas, especialmente aquellas con facturación superior a 1.000 millones de euros.