EIOPA ha publicado su sexto informe sobre tendencias de los consumidores en el que se exponen las principales novedades en los sectores de seguros y pensiones que afectan a los consumidores europeos. El informe destaca la progresiva presencia de las tecnologías digitales en todas las etapas de la cadena de valor del seguro, observándose los mayores cambios en los canales de distribución.

Como resultado de las nuevas tecnologías y la digitalización de los datos, explica el estudio, están apareciendo en el mercado nuevos actores (insurtech). Muchas compañías de seguros establecidas están mejorando sus capacidades digitales a través de la creación de laboratorios de innovación internos y externos, asociándose con grandes compañías de tecnología y startups, incluyendo aseguradoras peer-to-peer. Se ofrecen a los consumidores productos y servicios de seguros innovadores y cada vez más personalizados, por ejemplo, mediante el uso de dispositivos telemáticos en Salud, Autos y Hogar.

Mientras que el Big Data plantea preocupaciones con respecto a la posible exclusión de los consumidores con un perfil de riesgo alto, también se han identificado algunos ejemplos de cómo puede ayudar a aumentar la inclusión financiera. Además, se siguen introduciendo nuevos tipos de productos de seguros de Vida. Aquí han surgido diferentes tipos y niveles de rentabilidad garantizada, en los que el valor económico de estas garantías implícitas puede ser significativamente menor en comparación con los productos tradicionales.

La evolución del sector de las pensiones en Europa indica que el aumento del número de partícipes activos, tanto en el sector de pensiones personales como en las de Empleo, y la aparición de los fondos del ciclo de vida constituyen ofertas relativamente novedosas en algunos mercados nacionales de pensiones.

El informe concluye que el uso de tecnologías digitales -como las aplicaciones de telefonía móvil o los robots asesores en el sector de las pensiones- sigue siendo moderado. También apunta a un aumento significativo del número de reclamaciones presentadas por los consumidores en el sector de los seguros, en particular en los de No Vida y principalmente en relación con la tramitación de siniestros. También se ha observado un ligero aumento del número de reclamaciones en el sector de las pensiones.

Gabriel Bernardino, presidente de EIOPA, seña: «La tendencia principal sigue siendo la digitalización, que crea oportunidades para mejorar la experiencia del cliente y reducir los costes operativos de las empresas de seguros. Al mismo tiempo, plantea una serie de desafíos, como la inclusión financiera y el trato justo de los consumidores en relación con las normas éticas utilizadas. El próximo año, EIOPA realizará una revisión temática sobre Big Data para analizar estos temas».