hiscox ciberataque logo fondo negroHiscox y LEET Security han firmado un acuerdo, pionero en España, para conocer el nivel de ciberseguridad de los clientes de la aseguradora. Este convenio permitirá a los asegurados de Hiscox CyberClear y de RC Profesional TIC de Hiscox conocer su nivel en ciberseguridad y el camino a seguir para mejorar su protección.

Así, Hiscox utilizará la calificación de LEET Security como indicador del nivel de protección de las organizaciones y, por tanto, aquellas con mejores calificaciones podrán obtener mejores condiciones a la hora de contratar su póliza Hiscox CyberClear o RC Profesional TIC: menor prima, menor franquicia, mayor cobertura, etc.

Este acuerdo supone un gran paso para el sector asegurador, donde se está constatando un mayor interés por proteger los sistemas de los asegurados y un paso más para estandarizar y exigir unos mínimos de seguridad y protección de los sistemas de las empresas que, dada la crisis de COVID-19, han ganado más aún protagonismo y relevancia.

Ciberseguros duplican su crecimiento en dos años

La evolución de los riesgos vinculados a la utilización de las nuevas tecnologías obliga a las empresas a reforzar su nivel de protección y transferir los riesgos a un tercero. Por ejemplo, las posibilidades de sufrir un ciberataque hoy se han multiplicado y las pólizas de cyber han duplicado su crecimiento en solo 2 años, algo que muestra la gran importancia de este sector y su preocupación por la ciberseguridad.

La metodología de LEET Security es transparente y rigurosa. La calificación de LEET Security se realiza mediante la evaluación del cumplimiento de un extenso conjunto de controles, obtenidos a partir de los más rigurosos estándares, normativas y prácticas internacionales, y en tres dimensiones: confidencialidad, integridad y disponibilidad.

Para otorgar estos niveles de calificación se tienen en cuenta: las medidas específicas implantadas por el proveedor en el servicio calificado; las características generales del proveedor para asegurar que es fiable; y las medidas que implementa para asegurar la resiliencia del servicio (ya que nadie está libre de sufrir un incidente y lo más importante es valorar la capacidad de recuperación del servicio).

Todos los controles están clasificados en 5 niveles, desde la A+ hasta la D, exigiendo ya desde el ‘D’ el cumplimiento de unas medidas básicas de seguridad y correspondiendo el ‘A+’ al máximo nivel de seguridad.