inteligencia artificial hombre maquinaLegálitas ha organizado un encuentro que ha reunido a dos gigantes tecnológicos, Google y Microsoft, en un foro dedicado a explorar los límites y aplicaciones de la Inteligencia Artificial (IA). El foro contó con las ponencias de David Hurtado, Innovation Lead de Microsoft, e Israel Olalla, Cloud Customer Engineer Manager de Google, quienes discutieron el emocionante mundo de los modelos generativos de IA y cómo están dando forma al sector legal y más allá.

Uno de los temas centrales de la conversación fue la IA generativa, que se diferencia de la IA tradicional por su capacidad para crear contenido, como texto e imágenes, desde cero. Esto se logra mediante el entendimiento del lenguaje y la capacidad de procesar información para generar nuevo contenido. Este enfoque de la IA tiene un gran potencial para una amplia variedad de aplicaciones.

Hurtado enfatizó que la IA generativa puede analizar imágenes y detectar patologías, lo que antes requería una gran cantidad de imágenes y análisis manual. Este tipo de IA entiende y procesa imágenes y lenguaje, lo que la convierte en una herramienta poderosa.

Por su parte, Olalla señaló que uno de los aspectos emocionantes de la IA generativa es su capacidad de ser multimodal, lo que significa que puede manejar diferentes tipos de información, como imágenes, videos y temas legales o de salud. Si bien estas IA no pueden pensar o razonar por sí mismas, pueden proporcionar respuestas sorprendentes.

Limitaciones

Sin embargo, también se destacaron las limitaciones de la IA generativa. Ambos expertos señalaron que estas IA no son buenas con datos específicos y pueden requerir verificación para garantizar la precisión de sus respuestas.

Con respecto hasta a dónde podrá llegar la IA, Olalla detalló dos posibles escenarios: el hecho de que no te des cuenta de que es una maquina o, por ejemplo, que la propia IA sea consciente de los sesgos que tiene en su modelo de entrenamiento y los elimine para mejorar. Aunque, en este aspecto, ha destacado que hay que ser realistas: “la IA realiza una acción que hace el humano, que es quién sigue tomando la decisión”.

Asimismo, el evento sirvió para discutir la velocidad vertiginosa a la que avanza la IA y la necesidad de adaptarse rápidamente. Se mencionó que el ámbito laboral está experimentando cambios significativos debido a la IA y que la adaptabilidad es clave para sobrevivir y prosperar en este entorno en constante evolución.

Además, los expertos abordaron la cuestión de la regulación y el control ético de la IA, un ámbito en el que ambas empresas están colaborando con legisladores para establecer principios éticos y controles en el desarrollo y uso de la IA.

La IA en las organizaciones

Respecto a cómo adoptar esta tecnología en las compañías, desde Microsoft se destacó la importancia de formar a los usuarios promedio en tecnología de IA, a pesar de su naturaleza imprecisa, ya que maneja el lenguaje y puede parecer obsoleta en poco tiempo. Se enfatizó la necesidad de probar y adaptarse gradualmente a la IA, sin prisa, pero sin pausa, además de inculcar un cambio cultural en la organización.

La conversación también se centró en cómo la IA puede cambiar la forma en que las organizaciones operan y cómo los profesionales pueden adoptar esta tecnología, destacándose la importancia de la formación y de “fallar barato”, lo que implica realizar experimentos que permitan tomar decisiones y continuar aprendiendo, incluyendo la formación en áreas como el lenguaje de programación. La exploración de diversas posibilidades es fundamental, ya que abre la puerta a una amplia gama de casos de uso para la IA, como el procesamiento de texto e imágenes.

Con respecto a los cambios en el ámbito laboral, se destacó que ya hemos enfrentado momentos de cambio significativos con la llegada de Internet y los teléfonos móviles, por lo que estamos mejor preparados para adaptarnos. La metodología de involucrar a los profesionales de negocios en la creación de nuevas funcionalidades acelera el ritmo de innovación, un factor que también fue destacado en el evento. “Aunque ciertas carreras profesionales podrían verse afectadas, la clave es estar preparado y abrazar el cambio. La velocidad de avance de la IA es significativa, y adaptarse rápidamente es esencial para no quedarse atrás en un entorno laboral en constante evolución”.