Tom McIlduff, CEO de Liberty EspañaLiberty llevará a cabo una inversión de 100 millones de euros para lanzar un nuevo modelo de compañía. En concreto, basándose en la disrupción tecnológica, creará un nuevo ecosistema digital propio partiendo desde cero y en la nube pública en el que se apoyarán todos los procesos de negocio de la aseguradora, incluidos los de España.

Dará así soporte al negocio, eliminando las complejidades y dependencias de anteriores infraestructuras tecnológicas. De este modo, todo el negocio retail de la compañía operará a través de tecnología en la nube en España y resto de mercados europeos. Así, Liberty será capaz de lanzar nuevos productos o incluso unidades de negocio completas en los diferentes mercados en los que opera.

La compañía tendrá una mayor capacidad de diseñar nuevos productos modulares desde una perspectiva de modelo de negocio insurtech y productos y servicios podrán ser diseñados y comercializados sin limitaciones de idiomas, moneda, geografías o de contexto específico de cada mercado regional, siempre basándose en procesos lean, no touch o low touch.

Se trata, según destaca en su comunicado, de un hito sin parangón en la industria aseguradora. Cabe recordar que la aseguradora inició en Europa un proyecto hace ahora 18 meses sobre el concepto de construir una nueva organización sobre la tecnología colaborativa y modular para gestionar su negocio asegurador en la nube con una visión end to end.

Un proceso de cuatro años

Este proceso se completará en los próximos cuatro años, tiempo para el que todos los productos y servicios de Liberty en Europa, entre ellos España, emplearán este modelo único para el que se destinará una inversión más de 100 millones de euros en aplicaciones y herramientas en la nube. Esta evolución tecnológica reforzará también la actividad de negocio, servicio y prestaciones hacia los mediadores en el caso de España.

Tom McIlduff, CEO de Liberty, señala que “cuando hace unos años decidimos operar como una única compañía global en cada mercado, sacando partido a los 108 años de historia y conocimiento de nuestra marca, nos dimos cuenta de que no podíamos observar la tecnología de la compañía de un modo tradicional. Por ello, en lugar de migrar nuestra tecnología, decidimos empezar de cero construyendo un nuevo modelo de negocio en la nube, conectando diferentes tecnologías en un único ecosistema. Esto supuso un gran esfuerzo para una compañía de nuestro tamaño, pero estamos seguros de que esta inversión asegurará nuestra estabilidad como compañía, independientemente de lo que nos demanden los consumidores o de las innovaciones de mercado que puedan llegar”.