Metaverso metaverseHace unos años vi con mis hijos la película Ready Player One, dirigida por Steven Spielberg. Ellos la veían como una película de acción, yo como una película que mostraba parte de lo que nos deparaba el futuro. Después de ver la película, que, claramente recomiendo, yo me quedé unos días dándole vueltas y pensando en los próximos años; mis hijos, sin embargo, no comentaron mucho más, aunque les había entusiasmado. No dijeron más porque no la vieron como una película del futuro si no que, nacidos después de 2010, entendieron que era una película del presente.

Unos años después de aquello, cada vez más nuestros clientes nos piden asesoramiento sobre el posicionamiento que deben tener en el Metaverso, cómo pueden jugar en el nuevo entorno y, sobre todo, monetizar las inversiones que realicen.

Parece que el Metaverso, con la capacidad que aporta de interactuar en un entorno digital con objetos virtuales de la vida real y con información en tiempo real, cambiará (o podrá cambiar) la forma en la que entendemos nuestra relación con los demás y con las compañías (incluyendo compañías aseguradoras y entidades bancarias) que nos prestan servicios.

Igual que hace unas décadas las compañías tuvieron que aprender a diseñar estrategias para estar presentes en Internet y monetizar las inversiones, ahora el siguiente paso es atraer clientes y, eventualmente generar negocio, en un mundo espejo del real que elimina gran parte de las restricciones que impone la física y lleva a los clientes a un entorno nuevo y desconocido para muchos.

El Metaverso genera cada vez más inquietud en la población general, como se aprecia en el gráfico de Google, así como en las empresas que empiezan a plantearse qué estrategia deben seguir para estar presentes en este mundo híbrido y cómo pueden rentabilizar las inversiones que realicen.

Metaverso_Imagen1
Interés de la palabra Metaverso en Google España en los últimos seis meses

El campo de juego

Es todavía pronto para saber si el Metaverso constituirá el campo de juego del futuro o sólo un campo de juego más, igual que lo es para saber si las inversiones que se realicen en este mundo paralelo tendrán las rentabilidades esperadas, pero no es pronto (empieza a ser incluso tarde) para definir las mejores estrategias de entrada y monitorizar las acciones que se ejecuten para aprender. En un entorno en el que el comportamiento del consumidor se sigue estudiando en el mundo físico, a través de técnicas como Behavioural Economics, llega el momento de poner canales, productos y ofertas de valor a estudio en el mundo híbrido.

Ante la incertidumbre que existe siempre ante estas novedades, la mejor recomendación que podemos dar a nuestros clientes es empezar a pensar y probar, probar, probar y medir.

Los jugadores

metaverso smartphoneLas entidades financieras, compañías aseguradoras, entidades bancarias, entidades de pagos y Fintech, puede jugar un papel muy relevante en aspectos como la construcción de la infraestructura de pagos con esquemas de Finanzas Descentralizadas apoyadas en Blockchain, creación de productos aseguradores ad hoc para el nuevo entorno que garanticen la protección de elementos y riesgos propios de este entorno o definir nuevos canales de comercialización que pueden eventualmente aplicarse al mundo físico.

Todo debe empezarse a hacer ya porque la historia dice que el mundo digital tiende a ser un mundo donde “The winner takes it all”, como el título del sencillo del grupo sueco ABBA. Esperar a que el nuevo mercado se haya organizado para encontrar un espacio en el que competir (White Space) requerirá mayores inversiones y hará más complejo triunfar.

criptomoneda ethereumGrandes empresas financieras empiezan ya a estar presentes en este mundo híbrido; en 2021 Visa se unía al Metaverso con la adquisición de CryptoPunk 7610, uno de los avatares digitales basados en token no fungible (NFT) con una inversión de alrededor de 150.000 USD en Ethereum.

Entre los productos aseguradores que las compañías deberán plantearse para el nuevo entorno se incluirán algunos como la protección de la identidad de avatares o gemelos digitales, la propiedad intelectual en el Metaverso o ciberseguridad para el mundo virtual, etc.

Quedan muchas preguntas por responder, como el marco legal que regulará el metaverso, si habrá un único Metaverso o muchos, la interoperabilidad que existirá entre ellos, el número de avatares o identidades digitales que tendrá cada visitante o los activos monetizables en el entorno híbrido (criptos, divisas asociadas a juegos como V-Bucks en Fortnight, herramientas asociadas a los juegos, etc.) pero no empezar a plantear ya la estrategia y probarla hará que, si finalmente el Metaverso acaba siendo un cambio de paradigma, este saque del tablero de juego a muchas compañías que no se hayan posicionado a tiempo.


Nota editorial: Os dejamos la canción de ABBA, ‘The winner takes it all’, para quien quiera amenizar la lectura con música de fondo.