“Todos aquellos conductores que se sienten maltratados por las compañías aseguradoras y están deseando despedirse del viejo sistema de seguros están de enhorabuena. drive&win ha llegado para revolucionar el mercado con una nueva idea para asegurar automóviles, un sistema tan innovador que no podemos calificarlo solo como un seguro”.

Así se presenta en una nota de prensa, pensada para medios generalistas, esta iniciativa que, para los que nos dedicamos al sector asegurador, se resume en conceptos más que conocidos como app, telemática o seguros de “pago como conduzco”, importando al mercado español el modelo de CARROT INSURANCE en el Reino Unido, que ha logrado ‘éxito de crítica y público’ 😉

También son conocidos los profesionales que están al frente de este proyecto -que en España se desarrolla a través de la correduría de seguros DRIVE AND WIN, S.L.U.- Luis Peña, su director general, y Héctor Acosta, su director de Operaciones.

“Bye, bye, aburrido y viejo seguro de Automóvil; hola, drive&win. ¡Después de 20 años predicando sobre la telemática, P2P y disrupción digital en el sector asegurador es el momento de hablar!”, afirma Peña, con veinte años de experiencia en el sector y que trabajó al frente de la Dirección de Planificación Estratégica e Innovación de MAPFRE IBERIA antes de incorporarse a CARROT y al proveedor de soluciones telemáticas Trak Global Group, puestos que abandonó en febrero.

¿Cómo funciona?

drive&win irrumpe en el mercado español ofreciendo seguros de Automóviles para conductores mayores de 25 años, con dos de carné de conducir, por las limitaciones de selección de riesgo iniciales de las aseguradoras con las que trabaja (AXA y PELAYO), pero en Reino Unido también ofrece cobertura para conductores noveles.

Los asegurados solo deben descargarse la app (para Android o para iOS) y seguir las instrucciones (incluyendo las fotos del vehículo y de la documentación requerida, como el permiso de conducir, el permiso de circulación y la tarjeta de inspección técnica), de forma muy similar a los pasos que siguen los clientes de CARROT INSURANCE en este vídeo.

Esta aplicación se conecta al bluetooth del coche -siempre hay que llevar el móvil encendido cuando conducimos- para permitir recoger diferentes parámetros (velocidad, aceleración, frenada, cambios bruscos de dirección y patrones de uso) que se traducen en tres datos clave que aparecen en la pantalla del móvil del usuario: 

  • Suavidad (se valora aceleración/desaceleración brusca y/o cambios de dirección)
  • Velocidad (se tiene en cuenta la velocidad media y el límite de velocidad de la vía)
  • Uso (se verifican tres factores: hora del día, número de trayectos y duración del desplazamiento; penalizan los efectuados entre las 00:00 horas y las 06:00 horas, realizar más de seis trayectos en un periodo de 24 horas y/o desplazamientos de más de 2 horas de duración).

La puntuación comienza en 0 cada semana, siendo la máxima puntuación posible +10, y la peor es -10. 

Gracias a la aplicación, el asegurado sabe si está conduciendo “de forma segura y responsable”. Si es así, al finalizar la semana la puntuación está en verde y el lunes gana “una recompensa”: cheques de gasolina, cheques de lavado de coche, entradas de cine, o cheques regalo para realizar compras en Amazon. Y si lo prefiere, puede utilizar su recompensa para apoyar causas solidarias.

 

pantalla de puntuación

 

Es importante explicar que el precio del seguro no variará en función de estos parámetros a lo largo del periodo contratado.

“drive&win aterriza en España para responder de una vez por todas a la fuerte demanda de conductores asegurados, por un producto personalizado y ajustado a su conducción. Su nuevo sistema revoluciona las reglas del sector, logrando conductores asegurados más contentos y satisfechos, y promoviendo una conducción más responsable y segura en las carreteras. drive&win es un sistema para asegurar el coche mucho más justo, más sencillo y menos aburrido. Y, por supuesto, 100% digital porque llevas tu póliza en el móvil. No necesitas más”, concluye la nota de prensa.