ciber_iaLas ciberamenazas se sitúan entre los riesgos más intrincados y acuciantes a los que se enfrentan actualmente la seguridad nacional y las empresas. Además, la dinámica cambiante de este panorama presenta ya numerosos retos. Así lo revela el informe de Lloyd’s ‘Generative AI: Transforming the Cyber Landscape’, que subraya el impacto transformador de la Inteligencia Artificial Generativa (GenAI) en las ciberamenazas, destacando que su evolución exige una mayor resistencia de las empresas frente a los riesgos emergentes.

El informe resalta que los modelos avanzados de GenAI sin restricciones prometen redefinir el panorama cibernético al mejorar las capacidades ofensivas y defensivas, desempeñando, en este sentido, los seguros cibernéticos un papel relevante al ayudar a empresas y sociedad a comprender y mitigar estas amenazas. Además, las medidas proactivas por parte de las empresas y el sector asegurador son esenciales para navegar por las posibles alteraciones en el panorama de las amenazas.

A pesar de las características avanzadas de las tecnologías GenAI y de la aplicación de los modelos de gran lenguaje (LLM) en la ciberdelincuencia, hasta ahora su impacto tangible en las ciberamenazas ha sido mínimo debido a protocolos de seguridad, gobernanza de IA y barreras relacionadas con costes y hardware. Sin embargo, el informe advierte de que se prevé un aumento en la frecuencia, gravedad y diversidad de los ciberataques a menor escala en los próximos 12-24 meses, aunque esta tendencia se espera que se estabilice a medida que las medidas de seguridad y las tecnologías defensivas se adapten para contrarrestar sus efectos.

“Al considerar el panorama de amenazas, debemos mantenernos receptivos a estas tecnologías que cambian rápidamente, aprender de ellas y tratar de aprovechar al máximo las eficiencias que aportan”, señala Kirsten Mitchell-Wallace, directora de Gestión de Riesgos de Cartera de Lloyd’s. “La IA generativa no es la primera, ni será la última, tecnología disruptiva que impacte en el panorama de las ciberamenazas, por lo que es fundamental que las empresas mejoren sus tecnologías de mitigación de riesgos, seguridad y defensa, así como que busquen una transferencia de riesgos adecuada hoy más que nunca”, concluye.