Inga Beale, LLOYD'SDurante el año pasado la industria de seguros captó alrededor de 2.500 millones de dólares (2.228 millones de euros) en primas derivadas de las pólizas de riesgos cibernéticos. Estos seguros, que en un principio estaban clasificados como ‘raros’, se han convertido en algo muy común en el mercado.

Según Inga Beale, consejera delegada de LLOYD’S, la demanda que generan los seguros cibernéticos ha crecido considerablemente en los últimos años. El año pasado, la industria de seguros sumó 2.500 millones en primas de pólizas para proteger a las empresas de las pérdidas derivadas de ataques cibernéticos. «Esto significa un aumento de alrededor de 2.000 millones (1.782 millones de euros) que un año antes”, explica.

Este año la ciberseguridad ha tenido un papel destacado dentro del Foro Económico Mundial celebrado recientemente en Davos (Suiza). En este encuentro, el pasado miércoles, el director general de Cisco Systems, John Chambers, predijo que 2015 sería un año aún peor para los ataques cibernéticos.

Bajo esta premisa, en una información elaborada por Fortune, Beale aseveró que desde LLOYD’S estiman que los ataques cibernéticos cuestan a las compañías de todo el mundo en torno a 400.000 millones de dólares (356.484 millones de euros) al año, incluyendo daños propios y derivados por la interrupción de los negocios de su curso natural. La máxima responsable de LLOYD’S aseveró que no sabe cuánta cobertura para este tipo de ataques están siendo adquiridas por las compañías, pero sí opina que una gran parte de las compañías están perdiendo debido a los ataques cibernéticos que sufren en sus sistemas.

EE.UU., EN LA CRESTA DE LA «CURVA»

Por lo general, las empresas que están mejor preparadas para hacer frente a los hackers son las que terminan adquiriendo los seguros. Es más, aproximadamente el 90% del seguro cibernético está siendo comprado por empresas estadounidenses, dejando a otras empresas más expuestas, matizó.

“Las compañía estadounidenses están por delante de la curva», puntualiza Beale, que añadió que «el seguro solía proteger de la pérdida de las cosas físicas. Ahora tiene que conseguir que las empresas se aseguren contra cosas más intangibles». Por último, reveló que la máxima cobertura contratada en LLOYD’S sobre el seguro cibernético es de 300 millones (267,4 millones de euros). Alrededor del 10% de todos los seguros cibernéticos se suscriben a través de la plataforma del LLOYD’S, concluyó.