En cuatro años el negocio que generan los chatbots cuadriplicará su cifra actual hasta prácticamente alcanzar los 3.200 millones de dólares (2.708,3 millones de euros), según MarketsandMarkets.

Por ello, expertos reunidos por Planeta Chatbot analizaron en el primer evento organizado por este webmagazine la realidad y posibilidades que presentan estos softwares de inteligencia artificial, coincidiendo en que los chatbots han llegado para quedarse y que cuatro apps de mensajería han desbancado ya a cuatro de las redes sociales más importantes, convirtiéndose en la primera vía de comunicación.

Para Emma Bernardo, responsable de Comunicación de C2C Company, desarrolladores de Everbot, un buen uso de los datos hará el sistema sanitario más sostenible: «Con nuestro sistema de atención a pacientes crónicos se evitan viajes innecesarios a urgencias, algo que han podido comprobar las cuatro aseguradoras que hay detrás del proyecto, que se han ahorrado cerca de 1,25 millones de euros. Imaginaos cuando esta tecnología se generalice».

Por su parte, Amaia Arteta, directora de Comunicación de Destinia, puso de manifiesto que ahora se descargan muy pocas apps en comparación con hace un tiempo y que, aunque se pretende vender por muchos canales de venta, «lo que queremos es matar al buscador y el chatbot es la forma más natural para hacerlo».

En la jornada participaron representantes de todos los ámbitos del ecosistema: Microsoft, Destinia, CorreyVuela, C2C Company, desarrolladores de Everbot, y Chatbot Chocolate, una de las primeras agencias especializadas en bots. Los integrantes en la mesa de debate también coincidieron en la importancia de definir bien lo que se quiere con un chatbot para poder gestionar de forma satisfactoria tanto las expectativas de la compañía como las del cliente. Además, también se analizó la atención al cliente llevada a cabo por los chatbots.

Entre las conclusiones, señalaron que un chatbot es una tecnología, pero lo que prevalece es la solución a un problema («no solo permite llegar al cliente de forma rápida sino también abaratar costes»). Saber aprovechar los datos que genera el uso de esta tecnología fue otro de los temas que se debatieron durante el evento en el que se resaltó la importancia de valorar hasta qué punto se es intrusivo y se debe ir con cuidado con la información que se recopila («aunque a través de los chatbots se puedan generar datos sobre los usuarios, el desafío de las compañías es conseguir sacarles partido a esos datos»).

by INESE