datos conectados

Casi la mitad de los clientes de seguros enespañoles (según una encuesta de Bain & Company, junto con Dynata) posee dispositivos conectados (48%) y se espera que la adopción aumente en el futuro (80%), especialmente para los dispositivos de salud.  Estos clientes con dispositivos conectados tienden presentar una mucha mejor experiencia con su aseguradora.

Esta mayor interacción, remarca la consultora, les lleva a permanecer más tiempo como clientes, comprar más productos y recomendar su aseguradora a amigos o familiares. De hecho, el estudio refleja que los consumidores que poseen al menos un dispositivo conectado -sea cual sea su origen- interactúan con sus aseguradoras un promedio de 9 veces al año, más de cuatro veces la frecuencia de los clientes que no poseen ningún dispositivo conectado.

Los clientes -especialmente los más jóvenes- se muestran abiertos a compartir los datos de sus dispositivos con su aseguradora siempre y cuando a cambio reciba algún tipo de beneficio o mejora de condiciones.

“El ritmo seguido por las aseguradoras en España para utilizar los datos recopilados por estos dispositivos para desarrollar productos y servicios orientados a las necesidades individuales de sus clientes es claramente heterogéneo; con algunos jugadores a la cabeza y una gran mayoría todavía tratando de articular un modelo que les permita integrar dichos datos en su propuesta de valor”, indica el informe.

En ese sentido, los resultados del estudio muestran que los consumidores quieren que sus aseguradoras formen parte de un ecosistema para llevar una vida saludable y entienden que los dispositivos conectados desempeñan un papel importante para recibir una oferta personalizada.

“En la medida que otro jugador -aseguradora o no- en el que confíen se haga con ese rol nuclear del ecosistema, los clientes no tendrían problemas en aceptarlo. Y eso se produce en un entorno en que los clientes están cada vez más abiertos a nuevos jugadores; incluidos las insurtechs, las grandes compañías tecnológicas y otras empresas no tradicionales”, apunta el informe.

Otras conclusiones

  • La mayoría de los clientes españoles no poseen dispositivos / aplicaciones conectados de las aseguradoras ni comparten datos con ellas; Sin embargo, muchos están abiertos a conectarse con sus compañías de seguros y tenerlas como punto de contacto, especialmente los clientes de seguro auto y seguro hogar.
  • Los clientes todavía confían más en las aseguradoras que en las no aseguradoras para la compra de productos de seguros. Sin embargo, son cada vez más abiertos a los nuevos participantes, especialmente a las empresas tecnológicas establecidas. Por ejemplo, los millennials más jóvenes confían más en Google, Apple y Amazon que en las aseguradoras en general. Además, un 50% de los clientes están dispuestos a considerar a Amazon a la hora de comprar un seguro debido a sus precios competitivos y su reputación.
  • MUTUA MADRILEÑA y MAPFRE continúa liderando el segmento de seguros de No Vida y el segmento de Vida, respectivamente.

Los dispositivos de las aseguradoras no triunfan

En el automóvil lidera los dispositivos enfocados a la generación de alertas para conducir de forma más segura y aquellos dedicados a las notificaciones sobre el mantenimiento del vehículo. En el hogar son aquellos dedicados a la monitorización remota, las alertas sobre movimiento no habitual y los servicios de emergencia/reparaciones. En salud, arrasan los dispositivos dedicados a la monitorización digital de la salud del cliente.

En ninguno de los ramos el dispositivo más utilizado es aquel facilitado por la aseguradora. En automóvil, el 60% proviene del fabricante del vehículo frente al 7% de las aseguradoras. En hogar, el 52% proviene de compañías tecnológicas y de seguridad frente al 9% de las aseguradoras. Y en salud, el 57% proviene de compañías tecnológicas frente al 5% de las aseguradoras.