inteligencia artificialEl 46% de los altos directivos españoles tiene la intención de implementar sistemas de Inteligencia Artificial (IA) en sus empresas, a pesar de admitir un desconocimiento generalizado sobre cómo funciona y las ventajas específicas de la Inteligencia Artificial Generativa (GenIA).

Así lo revela Según un estudio reciente de Kaspersky, basado en una encuesta realizada a casi 2.000 ejecutivos europeos, incluidos algunos de España, en el que se destaca que aunque el 95% de los directivos en España está estudiando cómo maximizar el valor de la tecnología, las preocupaciones sobre el precio, el incierto retorno de la inversión (ROI) y la necesidad de mejorar la capacitación del equipo son obstáculos significativos.

A pesar de estas reservas, la GenIA se presenta como una opción atractiva para los líderes empresariales que buscan abordar desafíos comerciales críticos. Aunque hay inquietudes sobre la seguridad de la información confidencial, el informe revela que el 50% de los ejecutivos encuestados planea automatizar tareas diarias de los empleados, y un 43% considera integrar la GenIA en sus propias rutinas.

Por su parte, la preocupación por cubrir roles no capacitados en áreas específicas impulsa el interés en la GenIA para mejorar habilidades y empoderar a los empleados. Según el informe, los altos directivos en España perciben mejoras en la productividad a través de esta tecnología en departamentos clave, como TI, marketing y administración.

Claros beneficios, pero importante brecha

Aunque la IA ofrece beneficios empresariales claros, el informe destaca una brecha entre la implementación y la comprensión de la tecnología, lo que representa el mayor riesgo para las empresas. Las preocupaciones de seguridad también se centran en la explotación de datos más allá de la empresa. David Emm, analista principal de Seguridad de Kaspersky, enfatiza la importancia de la comprensión de la alta dirección sobre cómo afecta la GenIA a los procesos de gestión de datos y la necesidad de regulaciones y concienciación interna.

Además, el estudio aborda la privacidad de los datos empresariales en el contexto del uso de Chat GPT (Generative Pre-trained Transformer) en el trabajo. El 25% de los usuarios empresariales de GenIA en España que utilizan Chat GPT no sabe qué sucede con los datos introducidos en la herramienta. Aunque se destaca la necesidad de regulaciones internas y concienciación sobre la privacidad, el 45,5% de las organizaciones carece de normativas internas relacionadas con el uso de Chat GPT, según la encuesta.