Los europeos y los norteamericanos esta vez coinciden, si algo les quita el sueño a los ejecutivos a ambos lados del charco son los ciberataques. Los ciberataques son el segundo mayor reto para los ejecutivos y, por segundo año consecutivo, el más importante para las empresas europeas y norteamericanas, lo que pone de manifiesto la creciente sofisticación y proliferación de este tipo de ataques.

Así lo confirma el informe Riesgos regionales para hacer negocios 2019 del Foro Económico Mundial a través de una encuesta realizada a cerca de 13.000 líderes empresariales en más de 130 países. Si repasamos las preocupaciones a nivel global, los encuestados consideran las crisis fiscales como el principal riesgo para hacer negocios a escala mundial.

Al final, la economía mueve al mundo. Por eso, tres de los cinco riesgos más importantes están relacionados con ella: el desempleo o subempleo ocupa el tercer lugar y el impacto del precio de la energía el cuarto. Estos riesgos tienen fuertes vínculos con las perturbaciones sociales y contribuyen al fracaso de la gobernanza nacional, que ocupa el quinto lugar, y a la profunda inestabilidad social, en sexto lugar.

La (re)evolución de las ciberamenazas

Para John Drzik, presidente de Global Risk and Digital de MARSH, hay que tener en cuenta que “la ciberseguridad sigue siendo el riesgo más preocupante para los líderes empresariales de las economías avanzadas, y la creciente dependencia tecnológica de muchas empresas no hará más que acrecentarla. Si a esto añadimos las fragmentaciones geopolíticas y las crecientes preocupaciones económicas, los ejecutivos se enfrentan a una serie de amenazas potenciales muy compleja. Los líderes empresariales deben reevaluar su visión subyacente del entorno de riesgo global y hacer mayores esfuerzos para reforzar su agilidad y resistencia corporativas».

«Existe una amenaza existencial real para las empresas de todo el mundo», afirmó por su parte Eugenie Molyneux, directora de riesgos de seguros comerciales de ZURICH. «A los ejecutivos les preocupa que los gobiernos tengan demasiada deuda y no puedan costear medidas que contribuyan a evitar una recesión. Además, consideran que los ciberataques son el riesgo número uno en 16 economías que representan más del 40% del PIB mundial. Al mismo tiempo, las empresas siguen sin tener en cuenta el impacto del cambio climático en la próxima década. Estos tres riesgos requieren medidas urgentes».

Medio ambiente, el mayor desafío en la lista de Asia y Latinoamérica

Los riesgos relacionados con el medio ambiente son las principales preocupaciones en Asia meridional y en Asia oriental y el Pacífico, ya que ambas regiones han sufrido desastres naturales devastadores y fenómenos meteorológicos extremos. Los desafíos sociales ocupan un lugar destacado en Eurasia y América Latina, afectadas por la desaceleración económica, y en el Caribe, donde los gobiernos siguen tratando de prestar servicios sociales esenciales.

En Oriente Medio y África del Norte, el ‘impacto del precio de la energía’ se debe a la continua volatilidad de los precios y la producción, y en el África subsahariana, donde el desempleo juvenil es superior al 13%, los ejecutivos están preocupados por la incapacidad de sus economías para crear puestos de trabajo. Si bien la cooperación mundial sigue siendo el instrumento más eficaz para hacer frente a estos diversos riesgos, en el mapa del informe se destacan las áreas en las que las regiones pueden actuar.

El informe Riesgos regionales para hacer negocios 2019 se publica en colaboración con MARSH & MCLENNAN COMPANIES y ZURICH INSURANCE GROUP y forma parte de la Iniciativa de Riesgos Globales del Foro, un flujo de trabajo que analiza los riesgos globales críticos y los comunica a las partes interesadas y al público en general a través de activos digitales y de medios de comunicación.