businessmenLos principales riesgos a los que se enfrentan los máximos ejecutivos de las empresas son: los ciberataques, la pérdida de datos o el impacto de la COVID-19, según datos que se han obtenido del último informe anual “D&O Survey Report”, realizado por Willis Towers Watson y Clyde & Co.

La encuesta -realizada en Reino Unido, Europa, Asia Pacífico y Estados Unidos- determina los principales riesgos que afectan a la alta dirección en todo el mundo: los ciberataques (el 56%), la pérdida de datos (49%), el riesgo normativo (46%), el riesgo de salud y seguridad (41%) y el riesgo de reclamaciones de empleo (38%) encabezaban la lista de preocupaciones en la edición de este año.

Las preocupaciones no son homogéneas, estas pueden variar en función de la región geográfica. Por ejemplo, la preocupación por los ciberriesgos y la pérdida de datos es mayor (72%) entre los ejecutivos europeos. Ulysses Grundey, director asociado de FINEX en Willis Towers Watson, considera que la explicación podría estar en “el impacto del Reglamento General de Protección de Datos. de Datos. En 2020 (y a principios de 2021), hemos empezado a ver multas significativas por parte del regulador holandés, francés, alemán, italiano, español, sueco y británico, que oscilan entre 50 millones de euros a 750.000 euros.”

Otras conclusiones

“Aunque la encuesta sugiere que administradores y directivos (D&O) están algo menos preocupados por la insolvencia, observamos preocupación entre las aseguradoras por si las reestructuraciones empresariales o financieras, la pérdida de puestos de trabajo y las insolvencias pudieran desencadenar investigaciones sobre la conducta de los directivos y derivar a reclamaciones de D&O”, indica Ulysses Grundey. Asimismo, se está prestando más atención a analizar el gobierno corporativo y evaluar cómo los consejos de administración gestionan los riesgos durante la pandemia”.

El informe también determina como otras conclusiones clave que:

  • La pandemia de la Covid-19 ha llevado a las empresas a utilizar de forma súbita nuevos procedimientos y sistemas, lo que ha incrementado su vulnerabilidad a la pérdida de datos. El trabajo remoto crea, además, un terreno fértil para los ciberdelincuentes.
  • El riesgo normativo y de litigio sigue siendo un reto para las organizaciones, ya que la diversidad de los consejos de administración es ahora obligatoria para la mayoría de las empresas.
  • En esta edición se muestra una preocupación por la insolvencia considerablemente menor que en la última encuesta, a pesar de las especulaciones sobre una posible ola de insolvencias.